viernes, 3 de junio de 2011

Olvidar


Epilogo.

La chica de larga cabellera rojiza paseo de nuevo con nerviosismo de un lado a otro por la habitación, tratando de calmarse, los nervios la tenían a flor de piel y cada segundo más inquieta estaba. Nunca habia echo lo que le esperaba abajo. Nunca. Y ahora como si nada, tiene que bajar tomada del codo de su “padre” y saludar con formalidad a todos los invitados –los cuales no conoce ni la mitad – para luego bailar con los solteros más cotizados de la ciudad. Gritaría si tuviera la oportunidad pero eso llamaría la atención de alguna de las mucamas y todo se echaría a perder, a demás quería terminar de revisar todo antes de su GRAN ENTRADA.

Se miro al espejo…nunca se imagino usando esta clase de vestidos. Tan ponponosos y brillantes, como los de las princesas del siglo XV. Con todo y corsé incluido, es demasiado extenuante, lo último que entiende es como esas mujeres podían usar esa clase de cosas sin morir asfixiadas y todo el tiempo con una sonrisa en el rostro… es antinatural, esa cosa con trenzas podría ser un arma mortal. Es más, lo más seguro es que la tasa de muertes por mujeres en esa época se debieron a esa cosa. Si tuviera la oportunidad ella con sus propias manos mataría a el que lo invento y a su padre… por obligarla a vivir acá y  hacer la fiesta… sobre todo de separarla de Chase.

¡Oh cielos Chase! Como lo pudo haber olvidado.

Con lentitud y cuidado de no dañar el voluminoso vestido camino hasta una silla para luego sentarse en esta. Se arreglo la prenda, de forma que no lo arrugara y se acerco a un escritorio, donde se hallaban cientos de papeles unos cuantos bolígrafos y una cadena de plata. Tomo la ultima y con delicadeza la paso por su cuello hasta que quedara en el sitio justo. Uno de los regalos más hermosos que le hayan dado en toda su vida.  Una preciosa cadena de plata acompañada con un delicado dije de corazón al estilo antiguo el cual se puede abrir, dentro en letras perfectamente diseñadas se extendían dos palabras “Te Amo” las cuales significan eso y todo su mundo, en conjunto con una dulce foto de ella y su amado Chase abrazados, fue tomada el día de su cita… es lo más preciado entre todas sus pertenencias, no se lo quita nunca. Así siente que está cerca de él.

Entre busco por todos los papeles amontonados en el escritorio, hasta que saco una hoja blanca completamente escrita con una elegante caligrafía. En si es una carta, dirigida a Chase.  Le costó mares escribirla, más que las pasadas… esta no sabría si sería la última o una de las tantas, le asusta más que sea lo primero. La releyó una última vez, solo para cerciorarse de los errores y detalles finales.

Querido Chase:

Hola, ¿Cómo estás? Estoy sonando tonta, con tantas formalidades… ¿cierto? Lo sé, siempre hago lo mismo al inicio de las cartas, a pesar de que tú me pides que no lo haga… No sé cómo hacer esta clase de cosas, soy nefasta para ingeniármelas y escribir palabras coherentes. Tal vez, por esa razón la Srta. James me odiaba y reprobé literatura. Detesto escribir y me frustra muy rápido un libro, así que… es demasiado común que no tenga tan gran imaginación.

Detesto el tiempo ¿Sabes? Lo odio, lo odio como a nada ni nadie en el mundo. Es una porquería. No sirve y no vale la pena. Solo hace, que todo sea más extenuante. Sobre todo cuando no estás al lado de quien desearías. ¿Te he dicho que te extraño?

Si, se que lo estas pensando… la respuesta es sí. Hoy es el día de la dichosa y “extraordinaria” fiesta. No quiero que sea ese día, no, no y no. Me niego a bajar esas malditas escaleras y hablar con gente tan superficial. Simplemente no es algo propio de mí, a demás que tampoco pienso bailar con un montón de niños mimados… ¡Pff! He conocido a un par de ellos y solo me quedo claro, que son unos narcisistas, egocéntricos, idiotas, imbéciles… y un montón de insultos mas, que si continuo, no podre detenerme. En conclusión, los odio.

Ya lo notas y aunque es bastante obvio. Solo quiero que acabe todo esto de una buena vez, quiero regresar. No soporto mas este lugar, no quiero respirar ni un segundo más el aire tan plástico que emana de la gente y tampoco es de muy mi agrado compartir una habitación con alguien de por acá. ¿Te mencione que los odio?

No se cuentas veces lo repetiré, quiero volver a casa. Te extraño, a papa y mama, a Ale y un poco a Derek. Odio el lugar, las personas, la comida, las tradiciones… todo. Puede que no sea tan malo, como lo exagero… pero un lugar sin ti es horrible, es como el infierno.


No soporto, levantarme cada mañana y no tenerte a mi lado o en la habitación contigua, levantarme cada mañana y no ver tus perfectos orbes azules, levantarme cada mañana y no impregnarme de tu dulce fragancia, levantarme cada mañana y no escuchar uno de esos buenos días con sonrisas torcidas, levantarme cada mañana y saber que no estarás para animarme con tus chistes. Levantarme cada mañana y no tenerte aquí a mi lado, en estos horribles momentos, donde más sufro, mas sola me siento… y no hay nadie, absolutamente nadie, para ayudarme. Solo yo y mi traicionera conciencia. ¡No puedo tener más suerte, porque al día siguiente me da cáncer y muero!

¿Te he dicho que al inicio, una de mis opciones era suicidarme? Okey tranquilo, no te asustes, no lo haré entre en razón por decirlo así, eso creo. Pero lo hice y no pienso ser débil, porque me di cuenta que si lo soy… el ganara, ese tipo que se hace pasar por mi padre, el quiere verme sufrir y que todos mis sueños se destruyan. ¿Cómo lo sé? Es un presentimiento. Lo noto en su mirada, aunque sus palabras demuestren lo contrario.

A demás, también quiero ser fuerte por ti. Porque sé que desde haya me estas apoyando y prácticamente escucho tus palabras de aliento. Eren un sol. Pero aun así, te necesito.

Te extraño, quiero verte… necesito verte. Necesito de tus sonrisas blancas, tus ojos cristalinos, tu cuerpo perfecto, tu cabellera rebelde… solo a ti, te necesito y nadie más puede suplantar eso. Te amo Chase, te amo… eres mi vida y sé que pronto estaremos juntos. Otra vez y nadie podrá cambiar eso.

¡Rayos! Acaban de tocar la puerta es mi momento de bajar. Como desearía, que todo fuera tan distinto… que mientras baje esas escaleras del codo de aquel hombre, y me habrá paso entre la multitud… al primero que vea entre ese mar de rostros, sea tu tierno rostro. El cual solo me sonreiría y me mirara como si fuera una preciosa gema.

¡Como lo deseo!

Lo lamento, ya me debo ir. Sé que la carta es un poco corta, pero las manos me tiemblan y si me descuido las lágrimas bajaran por mi rostro, arruinando el maquillaje.

Te amo.

Recuérdalo siempre.

Te amo y eres mío, yo soy tuya y será así por siempre y para siempre.

Me despido con muchos besos y abrazos, quiero que te cuides y espero tu respuesta lo más pronto posible.

No vayas a cometer alguna locura.

Saludos a todos.

Te amo demasiado.

Att: Camille.

La chica de ojos castaños suspiro una última vez. Cerrando la carta y colocándola dentro de un sobre, el cual cerro meticulosamente, para luego entregárselo a un mayordomo… el cual lo enviaría lo más pronto posible por correo.

Se miro al espejo y se sintió de nuevo incomoda con ese vestido, tocaron de nuevo la puerta y ya no podría mas amortiguar, lo inevitable. Abrió, encontrándose con su “padre”, el cual la alago de una manera un poco formal, para luego tomarla por el codo y hacer que sus cuerpos se dirigieran al grandioso evento, que toda la ciudad habia esperado desde la llegada, de la hija del gran empresario y millonario más importante de por esos lares.

Ambos bajaron con pasos lentos, haciendo que el bullicio de la gente y el sonido de la música, anegara los oídos de Cam. A la chica le temblaban aun las manos y les escurría un imperceptible sudor por ellas. Trato de calmarse, respirando hondo y luego botando. Al llegar al destino, todos los ojos estaban dirigidos a ella, al igual que los molestos cuchicheos. Una voz la presento y luego los aplausos resonaron en las paredes del lugar.

Un vals inicio al instante, haciendo que el hombre que la tomaba por el codo, la dirigiera al centro de la pista y ambos comenzaran con la suave danza. A los pocos minutos una mano toco ligeramente el hombro del señor que bailaba con la pelirroja, este con cortesía paso a su hija a las manos del chico, que reclamaba un poco de la atención de la joven.

Ella lo miro y un interrogante se dibujo en su mirada. Eran tan parecido, pero era imposible, no podía ser el… no, es que… el está lejos, muy lejos y, y, y…

-Te vez hermosa, pareces una princesa… mi princesa.- susurro el dulcemente al oído de la pelirroja. Ella soltó un leve suspiro y abrazo con más fuerza al otro joven. Bailaron con pasos lentos y se movieron en un espacio que ellos imaginaron, donde no habia nadie y solo estaban ellos juntos. Sin cientos de pares de ojos observándolos y extrañándose al ver tanta cercanía.

-Pero…

-¡Shh! Aquí estoy y nada hará que cambie eso… te amo hermanita.- fueron las últimas palabras del pelirrojo, antes de que su azulina mirada se encontrara la achocolatada de esta y en ese preciso instante, en ese lugar y ante esas personas… todo su mundo desapareciera y cada cosa tomara su lugar. 




No lo se, no lo se. Me siento rara, es mi primer final feliz y lo peor es que no quería que tuviera un final feliz. Pero bueno. Para los que lean esto y no entiendan, entren en la parte donde dice HISTORIAS, ahí encontraran toda esta historia y como ven este es el epilogo. Ojala les haya gustado. Recuerden que tienen hasta mañana en la tarde, para enviarme los OS que falten, como dije yo también los colgare como a las cuatro de la tarde [hora venezolana]. Y para los que me preguntaron porque estaba mal ayer, si ando un poco enferma de la garganta... es un estrés. No tengo mucho mas, solo que repito ya no tienen moral para matarme las que querían hacerlo. Ahora si me retiro. Las quiero mucho a todas se me cuidan y chaii :3

4 comentarios:

Gise dijo...

¡Hola! ¡Wow! Me encanto el epilogo =), esta precioso, me fascina la manera en que has descripto los sentimientos de la protagonista.
Te cuidas muchisimo, y adiós.

K@%!N@ dijo...

Vivi te has botado!! Tienes que admitir que aunque no te gusten los finales felices se te dan de maravilla!!! me encantooo, tan lindo el como le dice hermanita despues de todo. Un amor sincero y de corazon... Hay!!! me gusto mucho besossss!

Luz. dijo...

me encanto el final...
gracias por darles un final
feliz auque no todo sea asi...

Mary Ann ♥ dijo...

♥♥♥!!!!! me encanto...es hermoso! yo que queria matarte xD no, ya en serio me encanta..es perfecto deberias hacer mas finales felices no crees? es hermoso! creo que varias lagrimas rodaron por mi rostro :3 amo a esta pareja! <3 Chase y Cam♥ cuidate vivi te quiero!