sábado, 4 de junio de 2011

Concurso: Relato 14~Por Aphro~

Nombre: Aphrodite
País: México
Blog: http://una-chica-una-historia.blogspot.com
Nombre del relato: Verano en Paris



~

Paris… una de las ciudades más hermosas y románticas del mundo.
Aquí es donde la conocí y aquí mismo la perdí…

Su nombre era Nicole, cuando la vi por primera vez supe muy dentro de mi que ella era algo más que una simple humana. Que tenía que hablarle y saber porque era tan perfecta.

Tenía una hermosa tez blanca y un cabello rojizo que la hacía parecer una muñeca de porcelana antigua. Era bajita y menuda, tenía unos maravillosos ojos azules y una sonrisa que lograba detener mi corazón... El primer día que la vi lucia tan hermosa con ese pequeño vestido azul marino…

Cuando la vi salir de aquella cafetería, creí que mi fin había llegado, que inevitablemente moriría de un infarto. Y es que estaba tan hermosa... tan perfecta que a momentos me hizo dudar de su humanidad. Si solo ella me hubiera dejado demostrarle lo mucho que yo la amo... lo mucho que la extraño cada día que no esta aquí.

Quisiera poder decirle que jamás habría pensado sentirme así por alguien, al menos no de esta manera.

Han pasado ya más de tres años desde que le conocí y lo que sentí por ella en aquel primer encuentro no se ha extinguido, todo lo contrario ha incrementado cada día más al punto de creer imposible sentir tanto amor por una sola persona.

Recuerdo perfectamente el día que me dijo que era un ángel… Si, ella era un ángel. Una maravillosa criatura enviada del cielo a cuidar la tierra… Para hacerme creer en todo eso que era pura ficción para mí…

Ese día estábamos paseando por las calles de Paris, la tarde estaba muy soleada pues era pleno verano. Íbamos caminando uno al lado del otro, y ocasionalmente nuestras manos se rozaban. Ella me sonreía cuando eso pasaba y eso hinchaba mi corazón de alegría. La tarde fue transcurriendo lentamente y a pesar de estar alegre por momentos también se quedaba pensativa. Como si estuviera analizando algo.

-¿Crees en la magia? – me pregunto de repente y la mire confundido.

-Pues depende – conteste sincero

-Solo respóndeme si o no ¿crees que existe la magia?

-Pues si, creo que existe – cuando dije eso ella respiro aliviada

-Y si te dijera que yo soy un ángel... ¿me creerías?

-Ya creo que lo eres, así que dime ¿hay alguna diferencia entre lo que pienso y lo que me preguntas? – ella me sonrío y me dio un abrazo suspirando aliviada. Como si mi simple respuesta le hubiese quitado un enorme peso de sus hombros.

Y después de ese día, Nicole se convirtió en mi todo, en el centro de mi existencia. En cada sueño me perseguía. Al levantarme por las mañanas su rostro era lo primero que cruzaba por mi cabeza y hubiera dado lo que fuera por probar sus labios...

Ninguna chica es como ella y es inevitable le pertenezco. Mi corazón y mi alma son completamente suyos y no hay nada que ella o yo pudiésemos hacer al respecto.

Y ahora estoy condenado a sufrir hasta la muerte por este amor que me llena y me mata por dentro… Porque no importa cuanto la busque o cuando ruegue por verla solo una vez más, ella jamás aparece. No desde ese día en que se despidió con un sencillo beso en mi mejilla. Desde aquel verano, no he vuelto a verla...

-Flashback-
-¿Te puedo preguntar algo y me respondes con sinceridad? – le pregunte en un murmullo demasiado bajo, que sin embargo ella escucho.

-¿Acaso no soy sincera siempre? – me pregunto y suspire, más por confusión que por otra cosa. Ella me confundía constantemente con sus respuestas tan crípticas.

-Me gusta creer que lo eres, aun cuando no este seguro de que es así – esta vez ella suspiro

-Soy sincera, si no lo fuera ahora probablemente no estarías aquí conmigo. Te dije lo que soy... ¿no?

-Si... y también dijiste que eres una especie de ángel. Una raza diferente a los guardianes del cielo, que tu magia no es tan avanzada, pero sin embargo eres más poderosa. Eso me confunde.

-Hay muchas clases de magia – respondió a mi pregunta no dicha.

-¿Como cuales? – pregunte con obvia curiosidad, ella me miro durante un largo instante.

-Pues veras la magia es una fuerza desconocida que nos permite hacer muchas cosas que deseamos. Incluso los humanos tienen magia. Sólo que en ustedes es más... Literal esa palabra…

-¿Que clase de magia? – pregunte de nuevo con más curiosidad.

-Es obvio querido. La magia de crear, de sentir, de soñar. Todo eso, crease o no es magia – respondió – O también existe algo más simple, como la magia de un beso.

-¿Que tiene de mágico un beso? Es un intercambio de saliva y bacterias nada más – replique en tono mordaz.

-Tonto Alexander, puedo ver que no me crees, y sin embargo es la verdad. Dime porque un beso no habría de tener magia si es la expresión más pura de amor y entrega. Un beso puede significar muchas cosas, pero todas se derivan del amor. Y después de todo ¿no es el amor una magia que conecta corazones? – me pregunto y cuando se giro hacia mi me perdí en sus ojos.

-El amor puede ser mágico, pero a veces lo mágico también puede ser una ilusión – susurre y ella se río, con esa maravillosa y armoniosa risa que suponía solo los Ángeles poseían.

-Ay, eres demasiado pesimista ¿no crees? El amor es como el aire, aunque no lo veas lo puedes sentir y lo necesitas para vivir. Todos necesitan amor desde que nacen. Empezando por el de amor de sus padres y así sucesivamente hasta llegar al amor de su vida – no pude evitar pensar que su voz tenía un toque de melancolía, y me pregunto porque ella hablaba del amor como si fuera algo inalcanzable.

-Quizás, pero tengo muchas razones para decir lo que pienso – murmure patéticamente

-¿Porque no crees en la magia del amor? crees en mi magia, me creíste todo sin burlarte... No entiendo porque no es igual.

-Porque la persona que amo no me corresponde, ni siquiera estoy seguro de que sienta algo más que amistad por mi – le respondí sinceramente, pues no ganaba nada con mentir.

-¿Y dime quien esa persona que no sabe amar a alguien de un corazón tan puro? – pregunto entre curiosa y confundida

-¿No te das cuenta verdad? ¡Es más que obvio Nicole! tu eres esa persona – le grite

-No puedes amarme Alexander, esto no es correcto. Yo soy un ángel y tu un humano, esta prohibido… Y por esa razón, me temo que no puedo volver a verte – dijo ella con voz triste

-No, no puedes irte ¿como voy a vivir sin ti? – le pregunte tomando su mano

-Simple, finge que jamás me conociste – y una vez que dijo eso beso mi mejilla y desapareció en un destello...
-Fin flashback-

Esa fue la ultima vez que la vi, y aun cuando ha pasado tanto tiempo. Aun espero poder verla, aunque sea una última vez… Para probarme que ella fue real, que en verdad era tan hermosa… Que no fue solo una ilusión, que todo el amor que siento no es sin razón…
Pero muy dentro de mi se que, aun cuando no vuelva a verla. Siempre recordare a Nicole y aquel verano que pasamos juntos en Paris… Porque ella hizo que ese verano, fuese el mejor verano de mi vida.
~


1 comentario:

Gise dijo...

¡Hola! Ahh, una hermosa historia de un amor puro e inocente.
Me ha gustado mucho =)!!!
Bueno, ahora si me voy a descansar, es tarde y tanto leer desde la PC ha generado que tenga sueño.
Con su permiso me retiro, creo que solo me faltaron dos, pero mañana los leere sin falta.
¡Gracias Vivi! Por haber organizado tan maravilloso concurso.
Se cuidan muchisimo, y adiós.