sábado, 4 de junio de 2011

Concurso: Relato 2~Por Vaal~

Nombre: Vaal
Pais: Venezuela
Blog: http://prometonovolverteaolvidar.blogspot.com/
Nombre del Relato: . . .


~
-No entiendo tu pasión…. ¿Cómo logras inspirarte tanto? – Me dijo el chico de pelo  negro, mirándome con sus ojos de color miel, tenía una ligera risita burlona por la expresión de mi cara – Vamos dime tu secreto, no se lo diré a nadie – Su tono seductor me daba risa, pero no podía hacer nada contra mi mejor amigo, nunca cambiaría.

-Yo no entiendo la tuya, ahí te va la misma pregunta ¿Cómo te inspiras tanto? - Le dedique una sonrisa burlona a lo cual él respondió con un simple bufido – Vez… Tú no tienes palabras para explicar la pasión que sientes por la fotografía, he tratado un millón de veces sacar aunque sea una foto hermosa y no lo he logrado, en cambio tú sí – Me miró con esa sonrisa que amaba tanto de él.

-Bueno tienes razón, la verdad no sé cómo explicarlo… Así que dejémoslo como, um… Una forma para expresarse. Arte, así de simple  Yo con la fotografía me expreso, aunque no lo parezca y sé que con todo lo que tú escribes te expresas… Es obvio, dices lo que sientes, pero no literalmente y aunque no lo consideres, es arte – Me llego por detrás, paso sus manos por mi cadera abrazándome y beso mi coronilla, sentí como posaba sus labios a escasos milímetros de mi oreja - ¿Qué tal si te enseño mi arte y yo el tuyo?

Sonreí ante su comentario, siempre he querido tomar buenas fotografías y él ya me había comentado ya varias veces que quería aprender a expresar de esta forma, aunque sea escribiendo poemas. No, él no es de esos chicos enamorados o de los tímidos que nunca lo dicen de frente, él es mi amigo el mujeriego, el rebelde y si les soy sincera… Lo prefiero así, aunque debo admitir que nos conocimos gracias a que el me trataba de engatusar, a simple vista parezco fácil, tímida e inocente pero la verdad, no lo soy. Me solté de su agarre y me volteé.

-¿Quién va primero? – Me sonrío y enseguida agarró el estuche donde se encontraba su cámara – Genial

Nos dirigimos al patio de su casa y empezamos con el pequeño taller privado que me estaba haciendo, me explicaba cuales ángulos eran los mejores para las tomas, como debía tomar la luz, los espacios y todas esas cosas, la verdad que me costaba bastante, pero después de unas dos horas le agarre más o menos el truco, aunque no me quedan como las fotos que el toma… Pero lo suficiente como para poder mejorar poco a poco.

Había aprendido como tomar buenas fotos pero no la parte de expresarse con estas, no tiene sentido tomar fotos sin sentimiento, vacías, sin nada que decir… No significarían nada.

-Ya aprendiste lo básico, de ahí pueden surgirte nuevas ideas o improvisar, ya veras, quizás algún día seas mejor que yo fotografiando…. – Le dirigí una mirada incrédula – Naah, sabes que eso nunca pasará – Me miró con una cara burlona, la cual ignore – Vamos, ahora me toca aprender de ti – Lo seguí ignorando pero aun así iba a cumplir, entre en la casa y busqué una hoja del block y un portaminas y m devolví afuera.

-Ya puedes quitar esa sonrisa estúpida de tu cara William – Cambió su cara enseguida cuando lo llame por su nombre completo y gracias a eso me había ganado su más hermosa cara de odio, me parecía gracioso cuando él se enfadaba por cualquier tontería que yo le dijera.

-Sabes que odio mi nombre completo Victoria Eugenia, para eso existen los sobrenombres como Will.

-¡Oh! Perdóneme su majestad, si quiere también escribo por usted, ¿algo más…? ¿Agua, refresco, comida…?

-Deja el teatro y vamos directo al grano – Gruñó.

-Si eso es lo que quieres… - Solté una pequeña risita pero evité mirarlo a la cara, debía estar sacando humo por las orejas – Además no tenías que decir mi nombre completo, ush.

-Si eso es lo que quiero – Murmuró por lo bajo y soltó una ligera risita por lo último que dije – Ahora dime ¿Cómo hago para escribir?

-Pues simplemente agarras el lápiz y con él en la hoja vas poniendo palabras y ¡Guala! Escribiste cariño – Le puse mi mejor sonrisa, él simplemente me saco la lengua y me quitó las cosas.

-Ya mucho, seriedad por favor – Traté de poner mi mejor cara seria, pero me salió más una morisqueta que eso y nos terminamos de reír como locos – Si existiera una universidad para payasos tu no durarías dos días, apenas llegues te darían el diploma – Seguimos riéndonos echando broma, olvidándonos del tema por unos segundos – Ya, ya… - Entre tantas carcajadas de parte de él y de las mías apenas lo podía oír, así que trate de relajarme un poco y parar – Vamos a lo que se supone que comenzamos todo esto, me expresare mejor para que no ocurra de nuevo – Me dirigió una rápida mirada y volvió al tema - ¿Cómo hago para expresarme escribiendo? Como tú lo haces…

-Bueno… piensa como te sientes, luego busca las palabras perfectas para reflejarlo y trata de escribirlo, si tienes una idea trata de transmitirla…. Esto es distinto a la fotografía, pero sigues expresando sentimientos, claro que si lo haces sin estos… No vale nada.

-Creo que ya entendí… - Miró el reloj y continuó – Dios, ya casi son las 12 am, ¿Viniste en carro?

-Sí,  avísame que escribiste, tengo curiosidad por saberlo, nos vemos mañana – Antes de pararme le di un beso en la mejilla y en sus ojos pude denotar alegría, me dirigí fuera de su casa.

Me monte en el carro y prendí la radio para escucharla camino a la casa, la cual estaba a unos 10 minutos de la suya. Las calles estaban totalmente vacías por la hora y bueno, también es porque era entre semana. Mi cerebro pasaba los momentos de hoy como  fotografías, “ya entendí con lo que me quería decir con lo de expresarse…“En ese momento sonó mi celular, miré el identificador de llamadas y vi que era Will. Se me dibujo una sonrisa en la cara, antes de poder contestar sentí una fuerte luz, mire al frente pero terminé por verlo todo blanco…


***


“…Hoy en la madrugada ha ocurrido un terrible accidente, un conductor ebrio choco contra un carro en donde iba manejando una joven, este por no estar en estables condiciones ocasionó el accidente, él conductor salió con heridas graves pero sigue vivo… Lamentablemente la joven no ha salido con tanta suerte del accidente, esta tuvo heridas más graves que las del conductor ebrio y eso le ocasionó la muerte a la joven Victoria Bluch, lamentamos la perdida a todos sus familiares y amigos…”

¿Vick?... ¿Ella murió?  Mire de nuevo las fotos que habían tomado del accidente, la camioneta había destrozado completamente el carro de mi mejor amiga Debiste acompañarla, ¡Idiota! Mientras seguía criticándome sentí como algo cálido y húmedo bajaba por mi mejilla. Primera vez en toda mi vida que lloro ¿Y cómo no hacerlo? Pasaba gran parte de mi tiempo con ella ya que era la única que no le importaba mi físico, solo… me quería. Seguían brotando lágrimas de mis ojos, cada una lamentando su perdida, maldiciendo con toda mi alma al conductor ebrio que había ocasionado todo eso. No tiene sentido que una persona como esa salga vivo y otra persona que había podido ser una de las mejores personas en esta vida, haya muerto. No tiene sentido, es ¡injusto!

La rabia y el dolor me consumían, así que apague el televisor para no ver las imágenes de su muerte, no quería sentirme peor. ¡Maldición por eso no me había contestado! Mire el sobre que estaba en mi escritorio, ¿Ahora como se lo daré?


***


“Queridos hermanos, estamos aquí reunidos……”

No quería escuchar el discurso que el sacerdote iba a decir, total, odio la religión y a Vick siempre le dio igual todo eso, no tenía sentido escucharlo darlo un sermón si mi mejor amiga lo odiaría.  No, no estoy en su funeral tampoco, me aleje lo suficiente para que no me vieran y justo ahora me estoy yendo, no tiene sentido quedarme, Vick siempre decía que pasará lo que pasará nunca quería ni ser cremada ni que le hicieran un funeral, se nota que sus papas no la conocían.

Se preguntaran que hice con él sobre… Pues lo tengo yo, me hubiera encantado dárselo y que se lo quedara ella, pero tampoco iba a dejar que se lo llevaran a la tumba con ella ¿Por qué?  Por el simple hecho de que ella nunca sabría lo que está ahí dentro, es un cuerpo sin vida. Suprimí las lágrimas que querían salir y me dirigí a mi casa.

Al llegar subí a mi cuarto y vi de inmediato el sobre encima de mi cama, caminé lentamente hacia esta y miré fijamente el sobre. A la final decidí abrirlo y volver a ver su contenido…


“Hey Vick… Bueno de verdad no se qué escribir, pero ahí voy…

Siento en estos momentos alegría, sí, eso mismo, alegría… Y algo de enojo, tú sabes  por qué.

Siento que ahora no todo esta tan oscuro como antes ¿Sabes? Desde que te conocí me has hecho cambiar un poco, no totalmente, pero si lo suficiente como para que estés orgulloso de mí. Nunca te dije ni te lo deje saber, pero mi vida era un asco antes de que llegaras y no, antes de que pienses no te esto declarando amor eterno, Puag, sabes que no creo en eso. Lo digo porque antes estaba perdido, mi vida no valía la pena, de verdad no sé como nunca se me había ocurrido la idea de suicidarme, una vez casi lo logró pero fue por accidente, una sobre dosis de drogas… Si yo consumía, pero eso era ANTES, después de eso juré nunca volver hacerlo, aunque eso no quitó el emborracharse y fumar algunas veces.  Pero cuando te conocí me hiciste ver que la vida no solo se puede vivir de esa forma, aunque sabes que a veces bebo y fumo, ya no lo hago tanto como antes.

Me sentía atrapado por mí mismo, en una jaula, como un pájaro con las alas rotas, en la oscuridad. Gracias por sacarme de ese abismo.

Sé que no es mucho esto que escribí... Pero es algo, ¿no? Espero ue te guste.

PD: Mientras tomabas unas fotos, aproveche y yo te tome una cuando no te diste cuenta, por cierto, sales adorable…

Tú sabes que te quiero,  Will.


Volví a mirar aquella foto que también había metido en el sobre para ella, salía hermosa, iba a extrañar esos ojos azul cielo, en los cuales pareciera que estuvieran en el centro algunas nubes y esa alegría en ellos, iba a extrañar su pelo liso pero algo alborotado de un color castaño rojizo, su sonrisa que me ayudaba cuando estaba mal, su torpeza, su agresividad… Iba a extrañar TODO de ella.

Miré de nuevo la foto, esta foto la iba a tener guardada por siempre, nunca me iba a olvidar de ella.
~

3 comentarios:

Gise dijo...

¡Hola! ¿como están?
Y aquí estoy comentado el segundo relato *-*, es demasiado bello, y triste... en algunas escenas me acorde de mi mejor amigo =), y digamos que me corrio el miedo de que nos suceda algo así, ni siquiera puedo imaginar el dolor.
Este relato tambien me ha gustado mucho, y tenia razón al mencionar el hecho de que habria participantes talentosos, ¡felicidades! (no tengo idea de como voy a votar al mejor, si todos son tan bueno mmm...)
Me despido, y sigo leyendo.
Te cuidas, y adiós.

Susan dijo...

Me encanto!!!!! Casi que lloro!!!! Esta terriblemente hermoso, hay veces que tenemos que decir las cosas a tiempo, el "para luego" es muy tarde e imprevisto...

Suerte Vaal! Me ha gustado!!!

Un Beso para ambas!! ;)

Sabrina dijo...

Me gustó bastante este relato! Me pareció muy lindo. Saludos.