viernes, 8 de abril de 2011

Y todo sera perfecto en la cima de la Torre Eiffel...Viñeta



Las lágrimas de la chica caían con insistencia por sus mejillas sin pausa mientras el chico de su lado intentaba pararlas con sus dedos pero seguían cayendo de una manera que él nunca había visto. Ella siempre teniendo un espíritu feliz y animado, con una de sus gigantescas sonrisas acompañada de su mirada destellante pero en ese momento solo quedaba solo un triste e insulso recuerdo, lo cual el lamenta hasta lo más profundo… como se puede ir sin ver una última vez toda esa vitalidad.

-Lo lamente… no quería dejarlo todo hasta ahora enserio, pero no sabía cómo decirlo.- trato de remediarlo todo el castaño, ella solo negaba y trataba de salirse de su brazos pero él se lo impedía. El no podía irse, no ahora, no luego de todo lo que había pasado… simplemente no puede. 

-¿Por qué hiciste eso? ¿Por qué esperaste tanto para decírmelo? ¡¿Desde hace cuanto lo sabías?- cada pregunta hacia que su tono aumentara hasta llegar a los alaridos y sollozos desgarradores. Cada segundo él iba enloqueciendo más. La tomo con mayor fuerza entre sus brazos cuando esta comenzó a zarandearse de un lado a otro con brusquedad.

-Lo lamento.- fue todo lo que pudo responder el chico de ojos verdes. El trato de encontrar su mirada, pero ella se la negaba mirando a todos los sitios.

-Por favor, dímelo…- suplico la chica de cabellera castaña.

-Alex...

-Alex nada, dímelo Jeremy ¿desde hace cuanto lo sabías?- su pregunta se perdió en el silencio de la habitación por unos minutos, hasta que el la obligo a mirarle. Sus ojos se cristalizaron al ver los de la chica anegados, pareciendo que el chocolate se derretía. 

-Desde el primer momento…pero no sabía cómo decírtelo, sin que te pusieras así entiendes.- rogo recargando su frente con la de ella, haciendo que esta soltara un suspiro. 

-Lo se…

-Pero recuerda, TE AMO con toda mi alma ni te imaginas cuanto más de lo que tú crees, eres lo mas increíble que me ha pasado en esta vida. No quiere decir que porque me vaya, dejaras de importarme o te olvidare. Eso nunca, tu eres y siempre serás mi único amor o como dicen mi media naranja…Entiéndelo Alex, solo hago esto por mis padres, pero cuando cumpla la mayoría de edad, regresare por ti y nos iremos, para irnos a vivir muy lejos… a donde te plazca.- termino su hermoso discurso repartiendo besos por todo el rostro de su novia, Alex solo pudo asentir con lentitud. 

-A… ¿Francia?

-Hasta debajo de un puente en New York te acompañaría a vivir, si eso te hace feliz.- concluyo besando sus labios con pasión. Dejando que todas las emociones del momento influyeran, haciendo de ese beso intenso y sin tregua, dejando sus lenguas que batallaran hasta el cansancio. Tristemente no pudo ser eterno y tuvieron que separarse. Dejando que sus ojos se perdieran mutuamente y trataran de hacer que el momento fuera eterno. Tal vez un botón para hacer que se detenga no sería mala idea. 

-Te Amo Jeremy nunca nadie podrá ocupar tu lugar.- le aseguro esta, acomodando su cabeza en el gran hombro de su novio, aspirando la atrayente y varonil fragancia que este emanaba.

-Cuando vuelva iremos a la cima de la torre eiffel y todo será perfecto.- termino Jer. Besando una última vez los labios de la mujer más maravillosa del mundo. El se alejo mirando atrás y agitando la mano. Ella derramo un par de lágrimas más antes de poder levantar la mano. A lo lejos pudo escuchar un débil TE AMO.

Tres años ya habían pasado desde esa vez, ella nunca supo más de Jeremy y durante un año no pudo más que llorar hasta el cansancio, hasta que decidió de cierta manera seguir a delante. El se lo había prometido y su novio siempre había sido un hombre de palabra. Todos esos recuerdos vinieron en el momento que desde la cima de la torre eiffel veía la hermosa vista, dejando que la brisa acariciara su suave cabellera y su mente se despejara un poco.

-Acaso no es hermosa la vista… pero déjame decirte que queda opacada con la belleza de tan preciosa damisela.- la castaña solo pudo sonreír, volteando de un brinco y topándose con lo que sería lo que siempre soñó. Pero para su mala fortuna solo había sido el viento, trayéndole malos recuerdos de lo que siempre seria su pasado el cual la perseguiría hasta que muriera. 

Tal vez así sea mejor, así podrá acompañar a su querido Jeremy en un lugar mejor. En el cielo como muchos dicen. 






Bueno ¿que les pareció? Hace tanto que no publicaba una viñeta por acá, hasta por mi FaceBook pero eso es historia aparte. En fin, tal como siempre con mis raros finales tristes, los amo soy anti-finales de hadas. Okey, eso sonó raro pero es cierto. Y aun sigo esperando que mi temperamento se mejore y pueda estar mas estable, no se cuantas veces debo agradecerles a Aphro me ha apoyado tanto este ultimo par de días... de verdad gracias. Y brii que aunque aparecio algo tarde me dijo muchas palabras que me llegaron. Brii no se pero tu eres tu y sabeis que te amo mucho y ojala pronto hablemos. Ya no se que mas decir, así que me retiro y seguiré estrujándome el cerebro a ver si se me ocurre algo aunque lo dudo luego de mi examen hoy de Literatura, se me seco el cerebro de tanto pensar en Tarzan y la puta selva... suena raro pero es que el examen se baso en analisar un texto y resulto ser de Tarzan, algo traumante lo se. En fin, las quiero a todas aunque no comenten pero se que se pasan, eso es suficiente para mi y se que esta plantilla no deja darle a los botoncitos así que equis. Se me cuidan okey, besos y chaii :3

1 comentario:

♥•Aphrodite•♥ dijo...

Ahhh me encanto! y tiene puntos extra porque Francia siempre ha sido mi pais de ensueño *-*

Y concuerdo totalmente con ser Anti-final de cuento, me parece que de esos rondan demasiados jaja :D