domingo, 24 de abril de 2011

Love is a game, you say so play me...TwoShoot


-Hazlo.- pidió su voz grave, mientras me miraba desde el sillón con una sonrisa de lado. Es un maldito.

-No.- gruñí con fuerza.

-Que lo hagas.- volvió a repetir esta vez con un tono mas ligero.

-Ya te dije Ariel, no lo haré.- contraataque con seriedad. Ni aunque me pagara lo haría.

-Una apuesta es una apuesta.- se encogió de hombros con su todavía mirada divertida.

-Eres un...- grite señalándolo con mi dedo indice. El agrando sus ojos y espero a mi fuerte insulto. El cual me tuve que tragar. Cerre mi boca de golpe y le lanza dagas con los ojos.

-¿Soy un que?- me reto con una ceja alzada y un asentimiento para que prosiguiera. JURO POR DIOS y la SANTA VIRGEN, que si mi orgullo no fuera tan grande ahora estaría abofeteandolo, pateándolo y escupiéndole su linda cara.

-Un encanto.- escupí aquellas palabras. Nunca, repito NUNCA, aunque me estuvieran amenazando con una pistola sobre mi sien diría aquello... primero me corto cada extremidad del cuerpo.

-Lo se cariño, ahora ve a hacerlo.- continuo con aquel tono tan engreído que he odiado desde que lo conozco... para mi desgracia.

-Aja.- espete con cansancio. No iba a lograr zafarme de esta, a demás que Ariel es la persona mas testaruda en todo el mundo y sobre todo arrogante. No haré que se suba su ego.

Camine con pasos fuertes y cerré con todas mis fuerzas la puerta tras de mi. Ese infeliz de mierda se arrepentiría luego de todo lo que me esta haciendo hacer. No iba a salir muy tranquilo luego de todo este espectáculo de cuarta. Se que me metí en una estupidez por estar apostando contra el, pero tenia cierta esperanza. ¿Y cual fue la apuesta? En que podría seducir al apuesto profesor de filosofía, antes de que el sedujera a la profesora de música... LO PEOR DE LA SITUACIÓN, es que el muy cabrón hizo trampa porque desde hacia mucho ellos se habían acostado y la tenia comiendo de la palma de su mano.

Yo me deje caer por su maldito juego y ahora estoy aquí en su casa. Pagando las consecuencias y cumpliendo mi palabra. Siempre he sido una mujer que cumple lo que promete... ¡Joder! Porque tiene que ser así. Odio ser tan recta en mi moral, debería mandar todo al infierno y ya. Sin remordimientos ni problemas, pero no puedo. Se que se preguntan dos cosas ¿Como me metí en esta apuesta? y ¿Cuales son las consecuencias?

En primero todo ocurrio ya que desde que tengo uso de razón, ese imbécil, me ha molestado, jodido y humillado. Tambien yo he hecho lo mio, pero lo que el ha logrado hacer con los años... no tiene comparación. A demas que el ama verme fuera de mis casillas y literalmente echando humo por las orejas.

Mis consecuencias, ser su esclava un día completo.Todo lo que me ordene, pida o desee debo cumplirlo. Con una sonrisa patética y sin insultos o el hará que todo esto de la apuesta se haga mas publico. No me molesta que todos sepan, que intente seducir a un maestro... menos al Señor Bryson que esta como para tirarsele enzima. Es demasiado perfecto y el profesor mas amargado de todos. Es muy recto y le gusta que todo este como el lo desea, sino grita y cualquiera que este en su campo de visión en ese momento... puede comenzar a rezar un ave maría y despedirse de la humanidad. Yo casi lo logro, estaba solo a un segundo de que cayera ante mi... se los juro. Me llamaba por mi nombre, me miraba demasiado y al acabar una de sus clases estábamos demasiado juntos, casi besándonos... HASTA que entro el infeliz de Ariel el cual hecho una furia me saco de aquella aula, para luego cambiar su personalidad de una manera demasiado radical canturreando emocionado, que el había ganado esa apuesta. No fue hasta que programamos el día y el lugar, que mi mejor amigo me dijo lo de la profesora de música... mi mejor amigo es el mejor amigo de Ariel también. El cual casi lo amenaza de muerte para que no me contara nada, ese día el me lo iba a contar todo para que ese tramposo obtuviera su merecido... pero no logro estar unos minutos antes conmigo. Entonces todo su plan se vino abajo.

Entonces, acá me tienen. Una esclava por 24 horas de un chico que cree que puede llevarse a todo el mundo por delante, que tiene a todas las chicas a sus pies, que es el mas altanero de todos, que siempre a mantenido una actitud irónica y frívola... que simplemente es un chico malo o también conocido como el playboy. Porque el muy cínico aparte de todo se acuesta con todas las chicas que se le ofrezcan. Pero eso en nuestro trato estuvo específicamente dicho que no me podría ordenar a tener algún tipo de relación sexual con el. Ninguna. Pensándolo bien eso suena perfecto, puedo hacerlo sufrir bastante con eso, sera muy divertido.

¡Oh! Olvide decirles que es lo que el quiere que yo haga y que yo me rehusaba hacer. Es ponerme un traje que escogió para mi. Me acerque a la cama y lo pude ver. ES UN DESGRACIADO. No va pensar en verdad que yo usare eso... Recuerdalo, el plan.- susurro una voz en mi mente y asentí. Es perfecto. Me despoje de mi ropa en un segundo y al otro ya estaba utilizando su elección. Un short tan corto que cualquiera creería que es parte de ropa interior, en la parte superior parecía que fuera algún tipo de bikini... muy pequeño apenas cubriendo mis pechos, ¡Ah! de cereza de pastel unas medias de red con unos tacos tan estilo de cabaretera que cualquiera en su sano juicio pensaría que podría matarse con ellos.

Amarre mi cabellera rubia en una cola alta y me mire al espejo. Mis piernas se veían largas y cremosas, mis senos resaltaban de una forma que parecían implantes y estaba mucho mas alta... teniendo en cuenta que mi estatura es de un metro cincuenta y nueve. El me lleva casi dos cabezas así que sera un poco mas fácil enfrentarlo ahora. No es que antes no lo fuera, pero cuando me siento mas alta... mas poderosa me siento.

Suspire una ultima vez, antes de salir de aquel cuarto. Esto no seria NADA fácil, algo me dice que esto sera interesante. Ariel seguia acostado de largo en el sofá apoyado en el codo y con una mirada que podria derretir a un iceberg... por suerte yo no caigo y nunca caere en sus redes. No soy tan idiota para no darme cuenta. Le hice una mueca de reproche.

-Hermosa, hermosa.- me alago con una sonrisa de lado.Mis ojos lo miraron con odio, luego me cruce de brazos.

-Aja y ¿ahora?- pregunte con cansancio. Sus perfectos ojos azules me siguieron escrutando de pie a cabeza sin pena... en realidad lo llevaba haciendo desde que entre en el la habitación. Es un depravado.

-Por que no vas y buscas las cerezas que están en la cocina...- pidió feliz. Bufe y comencé a caminar en dirección a la cocina. Pude oír como carraspeaba, gire a verlo- Por favor, camina con actitud.- ¡Maldito mil veces! Me las pagaras. Gire sobre mis talones y camine moví mis caderas de una forma tan descarada, al igual que mi cabello. Llegue a la cocina y tome el bol con el contenido, para luego regresar justo al lugar donde estaba.

-Mmm ¿Ahora?

-Quiero que me des de comer.- dijo aquello como si hablara del clima mientras se encogía de hombros. Okey, esto es lo mas raro que me han mandado a hacer. Creo que se que puedo hacer... Soy una maldito genio. Me acerque con mis descarados pasos seductores, me posicione a su lado y lo mire desde mi lugar. El me taladraba con sus brillantes ojos azueles. Me agache lo tome de los hombros para luego pedirle permiso. Me senté y luego deje que su cabeza descansara sobre mis piernas. El me miraba algo sorprendido pero parecía que no le incomodaba es mas le agradaba.

Puse el bol en la mesita de nuestro lado y comencé a darle cereza por cereza. Ninguno decía nada, el mantenía la vista fija en algún lugar en el techo con una mueca un tanto incomoda y yo solo me enfocaba en detallar su rostro. Pómulos altos y rosados, nariz perfilada, piel tan pálida como la nieve, cabellera azabache lisa cayéndole sobre la frente, ojos azul cielo, labios carnosos y rojizos... Okey lo admito, su rostro es muy adorable... pero su actitud es una mierda y no me dejare joder como una idiota por este cretino.

De vez en cuando su mirada se trababa con la mía pero el la esquivaba y regresaba a sus pensamientos. Otra buenísima idea se me vino a la mente. Por "errores" del destino y su momento despistado hice que todas las cerezas cayeran... sobre el y el suelo. Unas soltaron un liquido rojizo sobre el. Sonreí, perfecto.

-¡Oh que torpe soy!- exclame con un tono fingido. El no hacia nada solo me miraba. Estaba extraño la verdad. Pero no le di importancia- Siéntate, iré por algo para limpiar.- me levante rápidamente y camine hasta la cocina tomando un paño. Regrese y lo mire, estaba sentado con una sonrisa extraña y me miraba.

Sonreí maliciosamente bajo su mirada acusatoria. Me acerque con mis pasos que estaban comenzando a salirme mas naturales, arrodillándome en el suelo y comenzando a regresar las cerezas al lugar donde estaban. Mis movimientos hacían que mis pechos se movieran mucho. El mantuvo su mirada fija ahí, lo pude sentir. Recogí todas hasta que llegue al lugar entre sus piernas, habían varias. Tome sus dos rodillas y mientras me mordía el labio me incline para que pudiera ver todo lo que quisiera... lo cual nunca podría tener. Las recogí una por una, su intensa mirada me hacia sentir desnuda y su sonrisa estaba desapareciendo convirtiéndose en una nerviosa. Cuando termine note como su pecho y su entre pierna estaban manchadas con el liquido.

Su torso se veía perfectamente a través de la camisa blanca y que decir de su entre pierna... ¡OH SANTO DIOS! Concéntrate. En fin. Tome el paño y con decisión comencé a restregar su bien trabajado abdomen... pero lo hice con mucha lentitud, tomándome mi tiempo y haciendo que el se removiera de cierta forma incomoda. Mi sonrisa se agrando mas. Fui bajando hasta justo el lugar que sabia que lo haría enloquecer, lo frote con un poco de fuerza y tal vez toque de mas. Pude sentir completamente su erección. Mierda ahora si que yo enloqueceré ¿En que momento las cosas se salieron de control? No importa, yo no soy débil y no me tirare a sus brazos. De entre sus labios se escapo un gemido, luego fueron varios y me agrado saber que estaba haciendo lo mas malvado que se me ocurrió. Estuve en eso durante un par de minutos, restregando hasta que sin mas aparte la mano.

-Listo creo que esta limpio.- dije con una amplia sonrisa. Sus ojos que antes estaban cerrados se abrieron de golpe y su boca se abrió en una clara "O". Luego me levante deprisa y lleve al bol a la cocina sin mirar atrás.

Hay tienes maldito Ariel una cucharada de tu propia medicina. Siempre hay que creer en este dicho "Nunca calientes, lo que no te vayas a comer".


¡Lo se! Ah, no se que decirles. Tenia tanto tiempo sin escribir cosas así, que me siento rara. Si queda extraño entiendanme. No soy experta en esta clase de lenguaje sucio o situaciones... hago lo que puedo pero en fin. Con exactitud no se para cuando la siguiendo parte. PERO AVISO este TwoShoot contiene LEMMON luego no quiero algún tipo de quejas o comentarios ofensivos. Cada escritor se expresa a su modo y escribe a su preferencia. Que mas les puedo decir. Se que no he publicado nada de Rosa Negra pero hago lo posible, tenganme paciencia. Ahora si me largo. Las quiero a todas se me cuidan y chaii :3

6 comentarios:

Elvira dijo...

LO AME LO AME LO AME.
WANT LEMMON
llevo como un mes queriendo leer un lemmon que no sea mio *-*
cuando pase mis escritos del cel, publicare algo (lo se, soy una irresponsable)
PERO AMEEE ESTOOOOOO
Feliz domingo de pascuash :3

Gizz & Aleew :) dijo...

Me encanto..!!!
Me encantan este tipo de publicaciones, las cuales casi no hay....
Saludos
Gizz..

Mary Ann ♥ dijo...

<3 wii hace muchos que no escribias asi? xD aunque no estuvo tan fuerte! me gusto mucho jejeje ahi tienes :) jejeje bueno chao!

Geral dijo...

Me encantoooou ;D
Ojala q fuera mas q un twoshoot n.n
jajajja como sea renueva pronto quiero saber que pasara
Cuidate :D (K)

Vaal dijo...

Oh my god. *-* Lo ameeee!
Me encanto ;) ya quiero leer el segundo cap.
Un besito, cuidate ♥

SIREN TOKATSU dijo...

Hahaha, enserio que me encantó. Para mí, la verdad que me gustó mucho la forma en que escribiste ese lenguaje ¿sucio? x)! hahaha

Fue delicado, sutil y sobre todo, divertido. No sé, a mí me pareció genial! ;D

Creo que empezaré a leer alguna de tus historias. Me carcome la curiosidad. Que no te sorprenda si algún día vez un comentario por ahí ;)

Y no sabes que tan feliz me hace saber que te gusta DC! :D Y sí, yo también amo a Ángel <3¡Muchísimas gracias! Hago lo que puedo n.n

Y mucho gusto Viviana. Espero que estés muy bien! Estaré pasando por aquí de vez en cuando. Un abrazote! :)