jueves, 26 de agosto de 2010

Capitulo 1:La fiesta



Un rayo se abrió entre las nubes, cayendo justo a mi lado, no me aterre mas bien me sentía atraída hacia aquel resplandor, no le quite la vista de encima ni por un segundo, cuando de la nada, una silueta masculina con alas comenzó a bajar, mientras se dirigía a mí, se veía tan hermoso y perfecto, quería tocarlo, en especial las alas, se veían tan esponjosas y suaves. El “ángel” al pisar tierra, comenzó a caminar en mi dirección, yo no me moví de mi lugar, al estar cerca de mí se puso en cuclillas, debido a que yo solo tenía 5 años y era pequeña, me miro directamente a los ojos, los cuales solo destellaban cariño y amor.

-Mi niña.- me dijo con ternura y me abrazo, yo le recibí gustosa el abrazo, la verdad no sabía quién era él o que era, pero algo me hacia confiar mucho en él y nunca separarme de su lado.

-¿Quién eres? Y ¿Qué eres?- le pregunte dudosa, mientras acariciaba sus grandes alas blancas.

-Mi nombres es Byron mi pequeña, y yo soy un ángel.- hizo una pausa- Tu ángel guardián.- me susurro muy bajito como advirtiendo que es un secreto, mientras tocaba la punta de mi nariz con su dedo índice, yo reí quedito y lo volví a abrazar, guao esto es increíble, un ángel guardián.

-Te quiero By.- le susurre con emoción, no sabía porque lo habia dicho, pero era como un instinto.

-Yo también te quiero mucho mi niña.- me dijo con amor, mientras me separaba ligeramente de y me veía directamente a los ojos, los suyos eran sumamente hermosos, de un aguamarina tan destellantes que parecieran irreales- Me tienes que prometer algo mi princesita.- su tono era serio al igual que su semblante, yo asentí con firmeza- Cuando veas a alguien con los ojos rojos, quiero que te alejes de él y me llames.- dijo en tono sombrío, yo me asuste un poco no sabía a quién se refería, pero le obedecería sin chistar.

-Pero y si estas lejos ¿Cómo sabrás que te estoy llamando?- no sabía cómo haría eso.

-Yo lo sabré.- me dijo suavemente mientras colocaba su mano justo sobre mi corazón, por alguna razón yo subí mi mano hasta su corazón, ocasionando que un resplandor se desprendieran de nuestras manos, era algo impresionante y mágico, no sabía cómo fue que paso eso pero era sorprendente, separamos nuestras manos cuando el resplandor ceso, subimos nuestras miradas, la suya demostraba tantos sentimientos que me los contagiaba, bajo una mano hasta el bolsillo de sus vaqueros y saco una cadenita de plata, la cual coloco entorno a mi cuello- Siempre llévalo contigo y siempre estaré contigo.- hablo con dulzura, el collar era simplemente hermoso, era una cadenita plateada con un dije en forma de corazón también plateado, lo acaricie con la yema de mis dedos y el coloco su mano sobre ellos- Recuérdalo.- yo asentí y el beso mi frente.

Sus alas comenzaron a moverse y el se despego del suelo, sentí un vacio en mi corazón, Mi ángel se iba, me dejaba, quería llorar, el sostuvo mi mano hasta que no nos alcanzábamos, el sacudió su mano en forma de adiós y yo copie su acto, su mirada se torno triste y hasta pude jurar que una lagrima descendía por su rostro, mi corazón se contrajo y cientos de lagrimas surcaron mi rostro.

RING, RING, RING

Parpadee varias veces tratando de acostúmbrame a la claridad de mi habitación, como cada noche eso solo había sido un sueño, uno que he tenido durante 11 años, la verdad es que no sabía si solo era un simple sueño o habia ocurrido, esa duda rondaba en mi cabeza desde que cumplí los 13, pero lo que si era cierto es que yo tengo ese collar, que según mi madre me lo habia regalado un enamorado de mi infancia, no sabía si era cierto o no, pero no me importaba.

Me levante de un salto y me metí al baño, me duche con rapidez si no llegaría tarde de nuevo, aunque mis pensamientos me distraían, no podía dejar de pensar en los ojos de aquel ángel, puede que suene estúpido pero yo estoy enamorada de él, es como mi amor platónico, nunca paro de fantasear con él, aunque lo más extraño de todo, es que cuando lo veo en mis sueños, nunca puedo ver su rostro, solo su cuerpo y sus ojos, entonces siempre me lo imagine con un rostro precioso, pero no sabía si era en realidad el, bueno prefería quedarme con mis fantasías, si eran mentiras, igual me encantaba tal y cual lo pensaba.

Al salir, me vestí lo más aprisa posible, con una camisa negra un tanto ajustada que hacia resaltar mi piel pálida, un jean pitillo gris que se ajustaban a mis largas piernas, mis converses grises y un suéter delgado cuello tortuga. Me acerque al espejo y me mire, soy la viva imagen de mi madre, piel de porcelana, cabello largo y liso de un rubio claro, ojos azul cielo y nariz perfilada, soy idéntica a ella y como la extraño.

Mi madre tuvo una vida muy dura, se caso a los 18 años con mi padre, a los pocos meses me tuvo a mí, pero no tuve la dicha de conocer a mi padre, debido que el día de mi nacimiento el murió en un accidente automovilístico, pero eso no le quito su encantadora sonrisa, siempre miraba el lado positivo y nos saco adelante ella sola, era grandioso ella y yo, todo era sencillo y feliz, hasta que se volvió a casar.

El marido de mi madre, Frank, yo odio a ese degenerado, aparte de que influenciaba a mi madre y me hacia la mala del cuento, me manoseaba, si ese enfermo se metía en mi habitación y me amenazaba, que si no hacia lo que él decía, me castigaría o me quitaría todos mis juguetes, para ese tiempo yo tenía 8, claro que haría lo que él decía, mis muñeca eran lo más preciado para mi, aparte de mi madre.

Al cumplir los 13 mi madre murió y me dejo con él, pero que mas podía hacer yo, era menor de edad y tampoco tenía más familia, así que tenía que aguantármelo hasta que tuviera la mayoría de edad, así me iría y muy lejos. Cuando mi madre murió, el y yo rompimos contacto, el no me veía ni hablaba y yo tampoco a él, así todo era mejor. Pero ya cuando me gradué, me iré de este lugar, ese es mi sueño más anhelado… bueno además de conocer al ángel, pero como no sé si es real o no, no perderé mis esperanzas, eso es lo último que se pierde, así decía mi mama.

Baje las escaleras a toda velocidad, tome mi mochila y una galleta que me comería en el camino, salí de la casa y me metí dentro de mi auto, un convertible negro, maneje a toda velocidad por las calles de la ciudad, seguro iba a llegar tarde, faltaban 5 minutos para que comenzaran las clases. Aparque un tanto lejos de la entrada, al salir pude notar que nadie había entrado, camine esquivando la multitud, lo cual era raro, siempre llegaba casi al comienzo de la segunda hora, todos los profesores se habían acostumbrado a mis atrasos. Todas las miradas de los chicos están sobre mi, como siempre, aunque es algo de lo cual me acostumbre, aun sigue siendo algo incomodo, pero lo ignoro, solo existe un hombre que pueda hacer que mi corazón lata muy aprisa, casi a punto de salirse y ese es Mi Ángel.

Divise una cabellera rubia inconfundible entre la multitud, mi mejor amigo John, el es sumamente apuesto y su cuerpo da mucho que desear, ojos verdes, piel trigueña, cuerpo prácticamente esculpido por los dioses, facciones masculinas, pero lamentablemente es gay, pero no le quita ser mi mejor amigo, lo conozco desde los 3 años, es la persona en quien mas confió en el mundo, el sabe todo acerca de mi.

-John.- lo llame mientras agitaba una mano en forma de saludo, el me miro desconcertado y se acerco a mí, comenzó a tocarme toca la cara aun con expresión inescrutable, mientras yo alzaba una ceja.

-Si no lo veo no lo creo… Princesa… Princesa mi mejor amiga, llego temprano, creo que se caerá el mundo.- fingió que se desmallaba, yo solo negué con la cabeza y voltee los ojos.

-Si claro y cuál es el problema.- le dije con tono desinteresado.

-Princesa desde séptimo grado, que llegas a la segunda hora.- espeto con sarcasmo.

-Bueno “tratare” de llegar más temprano.- enfatice la palabra tratare.

-Si aja…no se desde cuando he oído ese pretexto.- abanico de un lado a otro su mano.

-Mmm… no lo sé, pero si no vamos ahora llegaremos tarde.- entrecerré los ojos.

-Ahora sí que se caerá el mundo, tu preocupada por llegar tarde, tengo que grabarlo.- saco su teléfono y lo apunto en mi dirección- Vamos repítelo de nuevo.- agudizo la voz.

-Idiota.-murmure y me di la vuelta en dirección al instituto.

Emprendí marcha al interior del instituto, pero una mirada un tanto intensa la sentí clavada en mi, gire mi cabeza buscando de donde provenía, pude jurar que vi unos ojos aguamarina entre unos chicos, idénticos a los de mi ángel, pero al mirar fijamente no vi nada, tal vez me estoy volviendo loca, tal vez de soñarlo tanto, ahora lo alucino.

Las clases pasaron lentamente, me iba a volver loca, me quería ir, no aguantaba seguirle viendo la cara a los patéticos de mis profesores y seguir encerrada en esas cuatro paredes, me sentí claustrofóbica, a pesar de que no lo soy. Cuando al fin sonó el dichoso timbre de salida, prácticamente me tire en la grama y la besaba, no sabía que me ocurría hoy, me sentía desesperada y por alguna extraña razón quería que fuera de noche, tal vez tenga que ver con la fiesta de hoy, aunque lo dudo mucho, siempre son malas y aburridas, nunca se bailaba y todos parecían tener cara de muertos, parecía velorio.

Al llegar a la casa, como siempre estaba en completa soledad, normalmente Frank se aparecía a altas horas de la madrugada, lo que no me importaba, yo simplemente trancaba mi puerta con cerrojo y me dormía. Subí a mi habitación y me encerré en ella, me la pase toda la tarde escuchando música y viendo tv, al ver que ya habia caído la noche, me metí al baño y me duche, luego me coloque crema olor chocolate en todo el cuerpo, me puse una mini-falda negra con vuelo muy corta, una blusa que parecía corsé de un tono rojo sangre, unas sandalias de taco aguja negras muy altas, me seque el pelo y lo deje suelto, el cual cayo como cascada hasta la mitad de la espalda, mi maquillaje era un degradado de sombras rojas en los ojos, rímel, lápiz, rubor y gloss. Listo, ya solo faltaba que John viniera por mí.

Llego exhibiendo sus nuevos mechones rubio cenizo y su pantalón de cuero que compro ayer. Sonreí, el y su peluquero eran geniales.

-Wow, me quitaras a mis hombres- exagero quitándose sus gafas de montura moderna y observándome de hito en hito. Le sonreí, ya estaba acostumbrada a los halagos de todos, especialmente de él. Yo entendía que la verdad yo estoy súper hot pero además de ello era normal, bueno, ni tanto normal pero tengo un lado normal. Sonreí auto complacientemente mientras me montaba en su auto.

-Si, seguro- replique retocándome un poco el gloss en el retrovisor.

Nos bajamos en la fiesta. De afuera se veía que estaba prendida, adentro seria una estupidez, pensé para mis adentros. Estaba decorada con colores brillantes, en el centro había una bola gigante de esas que estaban en las discos, la casa era inmensa, claro, era de Chelsea. Mi casa no era pequeña pero esta igual le ganaba en tamaño. Seguro sus padres la regañarían, había botellas de alcohol por todas partes, comida regada en el piso en fin, se nota que llegue tarde. John rápido se fue a ‘cazar’. Yo me escabullí entre la gente y al fin llegue a un lugar en donde nadie estaba. Camine de espalda velando que nadie estuviera. Me tropecé con un gran jarrón y lo termine rompiendo. Los vidrios se clavaron en mis manos y en la parte trasera de mis muslos.

-Auch- proteste y puse cara de dolor. Estaba tan acostumbrada a fingir que me dolía que ya me lo empezaba a creer. Si, la verdad es que no me duele nada. A veces me he preguntado por que pero nunca llego a una conclusión, no había razón. Había nacido anormal o con un problema en la sangre además de que me faltaban tornillos. A veces me preguntara como seria sentir dolor, si lo he sentido pero fue hace tiempo. Antes de que mi ángel viniera, de alguna forma lo asocio, creo que el ángel hizo esto para que no me lastimara pero al fin y al cabo lo hacia.

Me sentía como una completa extraña, traída del mismísimo Marte. Una excomulgada. Sentir dolor desde hace años no entraba entre mis posibilidades por el momento. Aunque en momentos como este agradecía no poder sentir nada, no mas imaginarme el dolor al sentir estos vidrios en mí me dolían, claro, figuradamente. Me quite los vidrios maldiciendo, estas cosas solo me pasaban a mi y a parte rompí algo. Como estaba en el área de la piscina con un vidrio ahuecado cogi un poco de agua y me limpie la sangre.

Al estar libre de sangre y sin ningún vidrio clavado en mi cuerpo, me reacomode la falda y seguí mi camino como si nunca hubiese pasado nada, aunque tampoco nadie lo noto, debido a la música o si a eso se le puede llamar música, a esa cosa patética que atormenta los oídos de todos.

Camine por entre la multitud con un poco de indiferencia, pero que mas podía hacer, no tenia mas amigos solo John, las chicas me odiaban porque soy una “amenaza”, los chicos solo me ven como una persona fácil, pero no lo soy, solo me gusta verme bonita y sentirme bien conmigo misma.

-Oye Princesa.- me llamo la estupida de Chelsea, voltee a su dirección ni siquiera respondí- Quieres jugar con nosotros a verdad o reto.- canturreo con su voz aguda, yo solo alce una ceja, que iba a perder con ello.

Me dirigí hasta ellos y me senté en un lugar vació, todos los hombres me miraban con deseo y las chicas con recelo, guao que raro.-pensé. Sentí una mirada clavada en mi, pero me hacia sentir incomoda, era extraño, no es como las demás miradas esta se sentía diferente, como la que sentí esta mañana, gire mi rostro a la derecha, encontrándome con mas gente, pero un chico fue el que capto mi atención, lo vi fijamente y lo pude detallar mejor, alto, de tez bronceada, cabellera castaña lisa que le cae encantadoramente en la frente, llevaba una camisa manga larga de botones color negro arremangada hasta los codos, que se le pegaba a los músculos de sus brazos y su abdomen, que son bien formados y perfectos, daban ganas de morderle el hombre, tiene una espalda ancha y musculosa, también llevaba un jean oscuro no muy ajustado pero eso no le quitaba que se podía ver su gran miembro, dios es demasiado perfecto para ser real, mordí mi labio para que mi mandíbula no cayera al suelo, mi vista no salía de esa criatura tan hermosa, parecía irreal.

Pero que me ocurre, comencé a sentirme extraña, la silla donde me encuentro sentada la deje de sentir, no sentía como me apoyaba de ella, pero sabia que aun esta ahí porque la veía y aun mi trasero no se estampaba contra el suelo, deje de sentir la presión de mis dientes sobre mi labio inferior, pero sabia que estaban hay, ok yo no sentía pero esto se estaba volviendo extremista, pero bueno que mas da de todas maneras a nadie le importa.

-Bueno quien ira primero.- comenzó Tyler mientras nos miraba a todos, su miraba se detuvo en mis piernas y luego subió hasta mis ojos, sin antes por supuesto detenerse en mis senos, yo solo alce una ceja- Que tal tu Princesa?- me pregunto “seductoramente”, yo solo me encogí de hombros y cruce una pierna sobre la otra.

-Ya que soy yo la dueña de la casa.- hablo petulantemente Chelsea- Yo escogeré el reto.- me miro con burla, yo la mire directamente a los ojos, sin ninguna expresión- Bueno verdad o reto querida.- su tono falso se sabría a kilómetros.

-Reto querida.- remede sus palabras con tono monótono.

-Bueno ya que insistes.- trato de ignorar mi no-interés en su intento de hacerme la idiota- Quiero que seduzcas a Dave y lo hagas tu novio, deben durar un tiempo considerado, ya luego puedes terminar con el.- su voz tenia cierta picardía y burla, incline mi rostro y la seguí viendo a los ojos.

-Ok.- respondí con simplicidad- Y quien se supone que es Dave?- mi pregunta todo el mundo la tomo con sorpresa, algunas rieron, otras murmuraban, los chicos me veían como lo que son idiotas.

-Ah! Princesa… que haremos contigo pequeña.- negó con la cabeza mientras su mirada refulgía de venganza- Es aquel el chico.- mencionó, señalando al chico que había visto antes, el de cabellera castaña y cuerpo escultural. Lo mire de soslayo y me pare sin mas yendo hacia el, acabaría con todo este jueguito, que sinceramente no tiene sentido.

El al parecer se despedía, pero no le di oportunidad y me pegue tras el, al voltearse, casi muere del espanto, yo nada mas pude poner mi mirada mas lujuriosa y llena de deseo que pude, esto seria sencillo.

Lo empuje en contra de la pared, no iba a dejar que se fuera, no debería ser muy rápida, no nos conocemos, así que trate de ser lo mas sutil posible, lo tome de las mangas del cuello y me acerque a su oído.

-Quieres bailar?- pregunte con voz seductora, el asintió no necesitaba mas respuestas.

Tome su mano y lo lleve a la pista de baile, cuando estuvimos en un lugar un poco mas despejado, me detuve y lo mire con intensidad, tomándolo del cuello, la canción que resonaba era “Noche de Sexo”, tenia la suerte de mi lado, justo me toco la canción perfecta, para seducirlo, esto será pan comido, el me tomo de la cintura o eso pude notar, porque como anteriormente no sentí su contacto, pero algo me decía que estaban ahí, a pesar que no las sentía, me moví lentamente, tratando de restregarle todo mi ser, para que cayera ante mi, el se movía al compás de mis movimientos, parecía que hubiésemos practicado todo esto, pero algo faltaba, algo para que se volviera loco. Lo tome de la nuca y me acerque a su oído.

- Nadie te va a tocar como yo…Nadie te lo va a hacer como yo…Decídete ya cuando será…Que tu boca tocara mi boca…So, dime ya que tú me das…Quiero sentirte, besarte…Mi lengua pasarte…Y vas a sentirte bien…Vamos a pasarla bien…Tu no vez que estoy sufriendo…Y pasando el tiempo sin comerte.- susurre la letra de la canción con sensualidad, el se enfurruño un poco, pero siguió moviéndose, en ningún momento se detuvo, ya solo faltaba la cereza del pastel.

Me gire y me pegue de nuevo a él, pegando mi trasero a su enorme bulto, ese era uno de los momentos en los que me encantaría sentir, en ese momento yo estuviera loca, pero era el, el que no se podía controlar, se le notaba en la forma de moverse, sentía como un calor en la zona justo donde rozaba mi piel, pero no era un roce o el contacto en su totalidad, extraño.

No sentí en que me momento, me tomo y me pego a la pared, cuando vi su rostro sobre el mió y sus labios contra los míos fue que reaccione, no sabia como iba el beso, solo cerré los ojos y deje que el guiara, bueno también los moví pero tal vez un tanto salvaje, pero el no lo noto en ningún momento, se separo de mi o nunca lo supe ya que no abrí los ojos, solo recorrí con recelo su abdomen, DIOS POR QUE NO LO PUEDO SENTIR, era ahora o nunca.

-Quieres ser mi novio?- fingí jadear, porque al abrir mis ojos el besaba mi cuello, se supone que debo sentirme, complacida, extasiada, o me imagino, lo vi con intensidad el me regreso la mirada.

-Por supuesto.-aseguro, volviéndome a besar.

No se y la verdad no me importa cuantas veces mas nos besamos, todo lo que ocurrió fueron caricias, besos sin fin y palabras vacías, bueno por mi parte, que le podía decir al no sentir nada, bueno al parecer iba voy muy bien con mi jueguito, le doy una o dos semanas.

Cuando mi reloj marcaba las 3:45 a.m., busque con la mirada a John pero no lo encontré por ningún lado, era capaz de irme caminando, pero luego John armaría un melodrama y prefería pasarlo, cuando lo encontré estaba besándose al lado de la piscina con Eliot, puse mis ojos en blanco y lo jale de la camisa, el me miro molesto al principio pero al ver de quien se trataba suspiro, beso por ultima vez a su cita y se levanto, caminando de nuevo al auto.

Llegamos rápido a la casa, me iba a bajar del auto pero vi como puso su mano sobre mi brazo, no lo sentí.

-Amore.- susurro, yo voltee a su dirección- Que fue lo que ocurrió con Dave? Todo el mundo lo comenta.- me miro picaramente, sonreí secamente.

-Mañana te cuento.- murmure y salí del auto sin mirar atrás.

Entre a la casa, todo se encontraba en penumbra y en completo silencio, subí a mi habitación, cerré con seguro, me cambie con mi pijama sin sacarme el maquillaje, me metí a la cama y a los pocos segundos caí en un profundo sueño.

............................................................................................................................
Buenas(:
como están todas?
espero que bn
bueno primero quiero agradecer
(DE NUEVO.. pero eso no importa lo haría millones de veces)
a mi querida Loca Endemoniada (Mixxii) que dios mio...
me dio esta sorpresa que acomodo de nw el blog :B
quedee O_O cuando lo vi... dioss te quedo hermoso mi hermana bellaa :D
tequieromucho<3>
osea de verdad aun no puedo creer que este asi me encantaaaaa<3

cambiando de tema XD
aqui les tengo el primer cap de esta BUENISIMA historia
que hago con mi querida Mixxii (:
es muy original y espero les guste ^^
bueno dejen sus comentarios quiero saber que opinan
bueno bye se me cuidan besos!

PD: COMENTENNNNNNNN (:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantò esta historia, espero por favor, pronto el segundo capitulo.
Simplemente hermoso.

Besos:D

kassi dijo...

tu sabs k me gusto mucho vivi no se
como la lei ace tiempo...¿puede ser? hahah esq se q es la segunda
vez k lo leo xD HAHAH
el caso esq la tipa me da pena
por no poder sentir en el moment
oportuno *cejita* ahaha
buehh mii ninia bella..Tamo Lupina/bobesponja/zipi/perdida :)

Angy dijo...

tu blog es genial.¿ailiemos,te sigo y me sigues? mi blog es en ingles pero ay traductor en el pagina.....se te animas avisame y me ejes el link de tu blog por encontrarte
http://checktheseblueskiesout.blogspot.com

Strelly dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay!!!(L)
Me encantoo el capii!!(L)
I LOVE IT! ^^
En serio...WOOOW!
Esta hiistooriia va a ser FABULOSA!!!(L)
Despuues d tanta espera...Al fin llegó :D Recuuerdo cuuando la anunciiaron ^^ Jeee me guusta en serio!
Está super interesante! *-*
Su ángel =O Ella no siente =O Y eso? =O K coosa mas rara i original!*-*
En serio tienen muxa imaginacion ^^
Lei el capitulo antes d ayer...Iba a comentar pero se me apagó el ordenador y no pude...Y ayer...En varias ocasiones me dio x pensar en la historia ^^ xD
Aaay en serio! Ya espero cn ansiias el siguiente capi ^^
Suban prontoo..Bueno...Cuando puedan ;D xD
Y k liindo! El blog ha welto a cambiar! :D Así tambiien me gusta ^^ sí sí ^^ Es súper lindo ^^
Me encanta ^^
Buueno
Chaaao
Besos
(LL)

Andre*a dijo...

Viivii!
Pòor dioos qee tiieenees en la caabezaa!?? jajajaj mee enncaantoo!
aamo a esaa chiicaa laa amoo!
AMO ESTA HISTORIA,LO AMO TANTOO! (L)
Es peerfeectaaa!
aaaiinnnss!
Quiieero leeer maas Grrr.. jajaja
Buueeno vivi qeeria deecirtee qee
teendree qe teeneer mi
tieempo paraa reencorporarme
de nuevo en las historiias jajaj
:D
peero qee sepaas qee siiempree qee
puueda te comeentaree porqqe
mee enncaantaaan! :D
Teeqquiieeero preeciioosaa!
:D
AMO TU CABEECILLA! :)

bEESSOOSS!
Suubii capii en el blog :D
quieero qee veeaas sii tee gustaa :)

Annie dijo...

:O!!!
Joder!
pense que a ella si le gustaba
pero nada
no sintio nada?
pobre Dave!!
la pregunta es...porq no siente nada?
lo q le hizo su padrastro la dejo mal
creo :/
ainss pobre princesa
pero tamien pobre Dave
y el angel?
uhhh ya quiero saber sobre el!
sera q si es de verdad?
mmm
Espero el prox
Besos