domingo, 3 de octubre de 2010

Provocado... OneShoot


Summary: Un vestido largo y muchos vestidos provocadores, pero siempre uno en especial el vestido azul. Una chica y un chico. Un desfile. Una niña mal y Un gay. ¿Que pasara cuando ella intente provocarlo?


Paraje: JakexNess



Raiting: M.



Diclameir: Todos los personajes les pertenece a S.M., la historia es mia.


______________________________________________________

Este OS va dedicado a mi querida Zape (Kassi Lobitah), por darme esta estupenda idea...Te amo mi lupina mayor :D nose que haria sin vos... y tambn a mi querida Sis (Mixxii Lutz) que sin su apoyo nunca lo hubiese terminado y menos sin su ayuda... eres lo mejor sis Love ya <3
____________________________________________________

-Maldición.- murmuro la chica con rabia, tratando de alcanzar el cierre del vestido, sin ningún éxito.

¿Por qué me deje convencer?... si lo se por el persuasivo de mi hermano. Pero no importa de que estas me las cobro, me las cobro…Esto no se queda así. Y menos si tengo que ir con esto.- pensaba con histeria y asco. Miro su reflejo en el espejo, llevaba un hermoso vestido, largo, de un color blanco nieve con pequeños detalles bronces…simplemente le quedaba perfecto, resaltaba sus curvas, el color acentuaba su pálida piel y su larga cabellera cobriza, TODO. La hacia ver sexy, angelical, tierna, dulce… Cosa que ella detesta con toda su alma.

Como pudo dentro de aquel probador, busco su móvil y marco la tecla del número 3 del marcado rápido. Timbro 5 veces, hasta que la persona del otro lado se digno a contestar.

-Diga.- dijo la voz al otro lado de la línea, una sumamente aterciopelada masculina… una voz que al pasar de los años había a comenzado a detestarla, tal vez a odiar… la de su hermano, Edward. Después de la muerte de sus padres, Edward Masen, había tomado el papel de padre sobre Rennesme… no es que estuviera mal, pero ella siempre odia que le manden o la controlan, todo el tiempo fue conocida como la “niña mal” de su instituto y aunque su fiesta de graduación fuera dentro de una semana, el 4 de septiembre para ser mas exactos… ella aun no ha cambiado, a pesar de toda la presión que a ejercido su hermano y los amigos de este… ella nunca seria diferente.

-Edward no quiero ir.- se quejo Ren, mirando su reflejo en el espejo.

-Lo siento hermana pero yo no puedo hacer nada, ya se lo prometiste a Alice…ahora atente de las consecuencias.- respondió el con simpleza.

-Eres un idiota.-Rennesme estaba que echaba chispas, típico de su hermano la dejaba ahí y sin importarle si se la comían los leones…en este caso Alice, uno muy peligroso, si se trata de no hacer lo que ella pide.

-Si eso era todo…-ella lo corto.

-Si Alice no aparece en 5 minutos, me comprare el vestido que yo quiera.- amenazo con voz maliciosa, sabia que eso convencería a Edward, ya que el no quería que se repitiera, el incidente de la ultima navidad… donde Rennesme apareció con un vestido tan corto que apenas cubría sus muslos y tan escotado que los senos casi se salían de el, algo que toda la familia de Bella Swan, la familia Cullen y la manada Quileute olvidaría.

-Rennesme Carlie Masen si llegas a hacer eso… no solo te quitare tu mesado por dos meses, sino que soy capaz de enviarte al campamente Lady.- la chica sintió un escalofrió recorrer su cuerpo al escuchar la mención de ese campamento, donde la sometían a comportarse, actuar, pensar y ser una señorita… o como le dice ella plástica, robot, zorras o muchas mas de sus variaciones. Edward siempre ha sido un hombre de palabra, así que si la amenaza con aquello… no es broma.

-Lo que digas Eddie…-susurro ella con molestia.

-De acuerdo, será mejor que cuando Alice llegue estés ahí, con el vestido que ella escogió para ti.- su tono fue autoritario. Rennesme se canso de tanta charlatería volteando los ojos.

-Aja.

-Me oíste Rennesme espérala.- siguió con su actitud de Yo doy las ordenes, tu síguelas.

-Claro lo que tu digas.- lo ignoro, tomando la punta del vestido y subiéndolo hasta una altura impropia para una “señorita”.

-Rennesme…

-Sabes Edward, ahora te debo dejar…-colgó sin esperar respuestas, guardo su teléfono en la cartera y siguió haciendo poses al espejo.

Tal vez Alice demoraría, así que eso pensó que seria una ventaja…no se iría la esperaría, pero se probaría unos cuantos vestidos mas. Saco la cabeza del vestidor y vio la tienda despejada, salió sigilosa y escogió un par de vestidos. Cortos y muy sensuales, entro de nuevo en el probador, el vestido blanco prácticamente se decido de el con asco y lo aventó a un lado. Tomo el primero y se lo coloco con rapidez… igual que el anterior no pudo alcanzar el cierre. A penas miro su reflejo lo odio, rosado, estilo princesa, abombado… no aguanto ni un segundo mas y se lo quito.

-Horrible.-murmuro casi escupiendo la palabra.

Tomo el siguiente y se lo paso por su cabeza, pero a mitad del proceso, la prenda no quiso seguir bajando, maldijo en voz baja y siguió intentando pero sin ningún éxito. Escucho un sonido proveniente del exterior del probador, por la hora y el lugar… solo pensó que seria una persona… Alice.

-Pasa Alice…-alzo la voz para que la oyeran. Escucho el chasquido de la puerta y las pisadas- Sera que me puedes ayudar, el vestido esta un poco ajustado.- la chica se sintió un poco extraña, de alguna forma sintió que la desnudaban con la mirada, a pesar de solo llevar la ropa interior una de las mas sexys que tenia, debido a que eran las mas pequeñas y no se notarían con el vestido.

No hubo respuesta, solo sintió como unas manos le ayudaban a bajar la prenda con suma rapidez.

-Gracias.- murmuro cuando el vestido estuvo en su lugar, acomodándose el cabello que había parado todo hasta su rostro, impidiéndole ver bien.

-De nada.- contesto alguien con voz ronca. La chica volteo al instante, llevándose un susto de muerte, delante de ella no estaba la mejor amiga de su hermana, la pequeña gnomo, que todos quieren y temen, bajita, pelo negro y corto, piel pálida casi traslucida, ojos verde oliva…no este no era ella…no era Alice…sino un hombre, y vaya que pedazo de hombre.

Estoy en lo cierto cuando digo que ese hombre, debió estar en millones de los sueños más húmedos de todas las adolescentes de ese pueblo. La palabra que lo describía a la perfección: A.R.D.I.E.N.T.E. La verdad es que hasta esa palabra le quedaba corta. No se si es su rostro, facciones varoniles, barbilla fuerte, ojos atrayentes de un marrón chocolate, su cabello corto y liso, o será su cuerpo de Dios Griego, espalda ancha, hombros fuertes, torso marcado y tonificado, piernas gruesas y un gran bulto adornando su pantalón. Rennesme se relamió los labios al admirar el cuerpo del joven en todo su esplendor. Llevaba un jean oscuro, una camisa negra de mangas cortas y converses negras…Estaba igual a como lo recordaba, sexy, musculoso, bien parecido y completamente tirable…El mejor amigo de la novia de su hermano y gay… Lo se un desperdicio, pero uno terrible… de esos que daban ganas de llorar a Dios, del porque de semejante desgracia, y después preguntan por que existen las lesbianas.

-Jake.- susurro suavemente, sonriendo.

-Nessie.- imito su tono, sonriendo dejando expuestas aquellas perlas blancas que lo caracterizan “sus dientes”.

-¿Qué haces acá?- pregunto la chica con rareza, apoyándose del espejo.

-Ps…andaba de paso y te vi hace un rato fuera en la tienda, entonces quería saludarte.- respondió con sinceridad, admirando el vestido rojo puton que ella llevaba, el cual se amoldaba descaradamente a sus curvas, corto casi ni tapándole los muslos, un escote en V que le llegaba al ombligo…ok SEXY.

-Ah de acuerdo…-asintió. Miro los vestidos al lado de Jake y tuvo una gran idea- Oye Jake… ¿quieres ayudarme en algo?- el moreno no dudo y asintió al instante- Es que Alice aun no llega y quiero probarme unos cuantos vestidos… no te importaría darme tu opinión.- hizo muecas angelicales y agito las pestañas, el rio con ganas.

-Claro no hay problema, tu modela y yo seré el jurado.- alzo una ceja, dio una ultima mirada al cuerpo de la chica y salió del probador con un cierto problema.

El moreno se sentó en los muebles cerca del probador con cierta dificultad, miro la puerta por donde el había salido y suspiro, se llevo una mano al rostro y la otra al pelo despeinándolo con molestia…

Cuanto mas seguiré con esto.- pensó volteado los ojos.

-Listo?- grito Nessie un tanto nerviosa, razón aun no la sabe.

-Claro.

La chica no espero mas y salió del probador, se contoneo varias veces, fue de pasarela por la alfombra verde que se encontraba en el local entre el probador y la silla en la que se encontraba el chico con los ojos desorbitados vagando entre las tenues curvas de la mujerzota que se encontraba al frente, moviéndose coqueta esperando que el le dijera lo linda que se veía, a pesar de sus gustos tan jodidamente turbadores para Rennesme.

-¿Y, como me veo?- cuestiono Ren poniendo una de sus manos en su cintura sacando a Jake de su ensueño. ¡¡Ja!! ¿Como se ve? ¡¡Wow!! El vestido azul se ceñía a sus curvas de princesita, era corto y dejaba a mostrar sus definidas piernas, tan corto que ¡¡Diablos!! Jacob solo podía pensar en subírselo un poco y metérselo completo. Ese pensamiento excitante solo hizo que su semi-erecto miembro se endureciera por completo, haciendo que tuviera que apretar los puños que tenia junto a sus rodillas fuertemente.

-Te ves bien...- murmuro Jacob mirándola intentando aparentar una indiferencia a los senos que se le querían salir del vestido y a las curvas que se apretaban contra la tela haciéndola ver sexy.

Y bien que disimulo, la sonrisa que tenia Rennesme en su rostro se fue apagando disimuladamente, definitivamente esperaba mucho mas que el te ves bien. "¿Que querías, que te dijera que te ves jodidamente sensual? ¡¡Es gay!!"

Pasaron los minutos, vestido tras vestido Jacob no podía pensar en otra cosa que no fuese desnudarla, quitarle los diminutos vestidos que no cubrían nada, hundirse en su interior, chuparle hasta lo prohibido, besarla, tocarla, abrazarla, ¡¡Simplemente hacerle el amor como nunca se lo había hecho a una mujer!! Mientras tanto, ella solo podía pensar en sus platicas, en sus encuentros, las travesuras, las maldades que hacían siendo simplemente amigos, ella lo supo, desde el segundo encuentro que el era gay, ¡¡Pero como carajos hacerle entender eso al corazón que palpita como loco cada vez que lo ve, que le habla y que ríe!!

-Maldición.- mascullo Rennesme mientras intentaba subir el cierre de su nuevo traje.

-¿Todo bien?- pregunto Jacob, parándose de la silla, pero ups, fue un error ya que la erección se descontrolo y se le quiso salir del fuckin bóxer.

-No, el puto cierre no quiere subir, ven acá, ayúdame.- musito Rennesme frustrada. Jacob entro al probador y dios, sintió morir al ver que el cierre estaba estancado mas abajo de su busto. Su sujetador era rojo, lo encendió por completo, dejaba poco a la imaginación, el pequeño brasier solo cubría el pezón y un poco mas, un punto menos para erección que ya se hacia dolorosa y molesta.

-Anda, yo aguanto y tu subes.- propuso Rennesme sin darse cuenta lo embobado que estaba el chico mirando su gran escote. Ella aguanto el cierre por abajo y Jake coloco vacilante sus dedos en el cierre y empezó a subirlo, pero como supuso, estaba estancado. Lo intento varias veces y fue su perdición, su mano chocaba con sus senos cada vez que intentaba subir el cierre con fuerza. Se estaba poniendo nervioso y sus manos le empezaron a sudar al notar como el pecho de Rennesme se inflaba y contraía a un ritmo mas rápido que del normal.

Y como no estar agitada si sin querer Jacob rozaba con sus manos sus senos, Rennesme apretaba los labios intentando refrenar los gemidos que le provocaban el roce de Jacob, sus manos eran tan fuertes, a la vez suaves y firmes. El chico movió bruscamente el cierre hacia arriba haciendo que Rennesme se desbalanceara inclinándose hacia delante, la mano de Jacob quedo puesta en toda la extensión de la palabra en su seno izquierdo, sus cuerpos quedaron pegados, Jacob se quedo pasmado, no podía mover la mano, de hecho no podía mover su cuerpo pues sentía que toda la sangre de su anatomía se concentraba allá abajo, en su fuckin pene deseoso por follarla hasta mas no poder.

-Jake...- gimió Rennesme sin intención alguna, se mordió el labio fuertemente y desvió la vista. ¡¡Condenado gemido!! Fue el sonido mas excitante que Jacob había escuchado en toda su vida, y mira que había escuchado gemidos, jadeos y cuanto grito habidos y por haber. Ren sin querer bajo su mano y esta quedo colocada en su pene, y ella noto al instante lo duro que estaba, lo cual la puso más nerviosa.

-¿Tú no eras gay?- pregunto la chica con desconcierto sin apartar la mano del bulto, Jake trago sonoramente. Carajo la había cagado, tanto tiempo creando su personaje ante la gente, del gay amigo de todas y viene ella… y con un solo toque, todo lo que había construido se destruye ¡¡Malditos sensuales gemidos de mierda!! Estaba seguro de que los maldeciría hasta la muerte si el maldito bulto que lo jodia entre sus piernas no se bajaba en ese instante, a demás torturado por sus grandes ojos color chocolate pidiendo una explicación, sin salirse de ahí, haciendo que se le parar mas que un fuckin captu en pleno desierto.

-Claro que lo soy… ¿Por qué no lo seria?- Inteligente Jacob, esa es la peor excusa que se te pudo ocurrir.- se reprimió mentalmente, tratando de sonreír con naturalidad… Error, le salió muy falso. Ren no entendía nada, es o no, por que de verdad así como así no le pudo salir una erección, tenia que haber una explicación…una parte de ella decía “Es por ti, no lo vez en su mirada, sus gestos. Esta loco por ti mujer”… pero no eso es imposible es gay...gay…gay… o tal vez no?

-Por esto.- volvió a ejercer presión sobre la pobre entrepierna casi ya hecha piedra de Jacob. El reprimió un sonoro gemido, mordiéndose el labio inferior casi haciéndolos sangrar… si no hacia algo se volvería loco, y no seria responsable de sus actos. Joder. Rennesme seguía viéndolo con duda.

-Es que…Mmm… veras, afuera el dependiente es jodidamente sexy y ps… ya conoces el resto.- se recostó de la pared, al fin pudiendo quitar la mano de la chica, suspiro mas relajado…esa mano podía ser su perdición. Ella estaba dividida, le creía pero a la vez sintió que fue la peor excusa que le hayan dado.

-Seguro?

-Claro, no es nada de que preocuparse.- ajito la mano, IMBECIL ¡¡Ella no es estúpida!! Claro que noto que le mentiste, hasta un retrasado lo hubiera notado…Fuckin Idiota. Rennesme siguió con la duda, así que decidió mejor hacer algo infalible. Alzo una ceja y luego mordió su labio inferior, bajo la vista del Dios moreno griego.

La chica no dijo mas nada y se giro para quedar mirando el espejo fijamente, miro el cierre que acababa de subir. Sonrió juguetonamente. Lo bajo un poco pero sin quitar la vista de ella, trato de no mirarlo para no dañar su plan, llevo una mano a sus senos y trato de juntarlos para que se vieran mas voluptuosos…oyó un gemido sordo, su sonrisa se ensancho mas, carajo ella sabe que tiene a Jacob Black donde quiere. Bajo las manos lentamente por su cuerpo para que quedaran en el borde de vestido, lo subió suavemente… ella cada tanto miraba el rostro del chico, viendo como cada tanto, mientras iba subiendo la prenda, el se mordía el labio mientras sus ojos se oscurecían a causa del deseo. Su teoría fue acertada. Estaba que reía de satisfacción pero decidió ahorrárselo.

-Bueno creo que me cambiare de vestido.- dijo con voz inocente, fingiendo que no había notado nada de todas sus expresiones. Tomo el cierre con delicadeza y fue bajándolo. Jacob ya no aguantaba, no solo su entrepierna lo mataba sino que su mente y cuerpo estaban actuando solo, tenia que cogerla aquí y ahora. La tomo de la cintura y la pego contra la pared, sus miradas quedaron enganchadas ambas llenas de lujuria y deseo, el recorrió con sus grandes manos el cuerpo de ella cuerpo… primero paso por sus muslos los cuales acaricio, subió por hasta la entrepierna donde toco ligeramente su botón sintiendo como estaba muy mojada, Jake sintió que en cualquier momento se escaparía un gruñido de su pecho así que se controlo, trazo las curvas de la cadera y paso sus palmas por el plano estomago de ella, hasta llegar al cierre donde paso levemente sus dedos por los prominentes senos de la chica…Jacob estaba a punto de perder la cordura, no podía dejar de relamer sus labios e imaginarse a el dentro de ella, invadiéndola, complaciéndose, disfrutando.

-Déjamelo a mi.- susurro con voz ronca al oído de la chica. Rennesme jadeo involuntariamente, ambos se tenían donde querían, el la tenia justo ahí para hacerle el amor y ella sabia a leguas que el no fue nunca gay. Ambos muy ingeniosos.

Solo podía imaginarse esos pequeños senos apretados en su boca, lamiéndolos y saboreándolos, sin pensárselo dos veces, determinado y con obstinación, bajo el cierre tan fuerte que el vestido se partió en dos, el vestido estaba de por medio, lastima, era bonito y ahora solo eran dos tiras. Renesmee sorprendida por la habilidad de Jake quitando vestidos, mejor dicho, rompiendo vestidos le beso ferviente mientras que colocaba de nuevo sus manos en el bulto de Jacob sonriendo traviesamente contra sus labios.

Mientras el beso iba subiendo mas de tono, aunque no se como podía subir mas, la lengua de ambos estaba prácticamente en la garganta del otro. Sus movimientos eran fuertes y un tanto salvajes, no querían hacerse daño… pero el deseo y la pasión los envergaba y no había manera de detenerlos. Aunque tenían una esperanza de que nadie los oyera, aunque con todos esos gemidos, jadeos y besos hasta las personas del otro lado del mundo los oirían… a menos que se hagan los idiotas.

La chica ejerció mas presión sobre el gran miembro de Jake, arrancándole un gruñido por parte de el. Esa fue como la bomba de toda la situación, ya no había marcha atrás era ahora o nunca. Jacob tomo a Ren de la cintura de forma posesiva y la estampo contra la pared, devorando sus labios descargando toda la calentura del momento, sus lenguas iban al mismo ritma a uno casi inhumano, se saboreaban, se conocían, dejaban que ambas hicieran lo suyo… hasta que el maldito aire como es de costumbre en los mejores momentos, escaseo.

Rennesme en ningún momento se sintió extraña o nerviosa, esto era algo que había esperado desde que miro por primera aquellos hermosos y siempre penetrantes ojos cafés casi negros tan acogedores como la noche que aunque ella no admita no puede dejar de mirarlos y sentir que cae en un abismo pero uno sumamente satisfactorio. Pero claro no solo noto eso, también al notar aquel cuerpo escultural, su torso marcado, sus hombros fuertes, su espalda perfectamente cincelada y esas fuertes piernas no paso ni un segundo cuando ya casi que se sentía sofocada por el calor… no es por ser narcisista y solo fijarse en la imagen, pero Jacob Black esta asquerosamente y malditamente bien, no, mas que bien…excelente.

Aunque ella no lo admita públicamente, ni lo este comentando con cualquier chica… Ren no es mucho de eso, tal vez eso tenga que ver con la escaza lista de amigos en su agenda, donde la mayoría son de su hermano mayor… pero eso no viene al caso, el punto es que ella, nunca estuvo completamente segura sobre la preferencia sexual del moreno…Bueno ya basta de rodeos, ella sabia perfectamente que Jake no es gay, porque lo vio acostándose con una tipa ahí, ah también prácticamente comiéndole la cara a un par de chicas mas… así que definitivamente el, no es gay.

El chicho de ojos cafés se sentía en plena dicha, al fin había logrado lo que tanto anhelaba… aunque suene un poco mal, el siempre había querido acostarse con Nessie. No era por algún reto o porque lo veía como una meta la cual alcanzar a cualquier medio. Sino que de verdad y aunque pareciera mentira…podría haber una mínima posibilidad de que el, sintiera algún afecto mas haya de una simple amistad hacia Ren. Claro como orgullo machista no lo quiere aceptar…típico. Pero lo que el tema es dañar su imagen de gay ante la gente o tal vez Promiscuo entre las chicas. Algo difícil de saber. Lo peor de todo es que esto no lo ayuda a saber mas la respuesta a esa cuestión, y para mas no puede dejar de imaginarse a Rennesme, sus pequeños y dulces ojos chocolate, la brillante cabellera cobriza cayéndole en cascada por los hombros hasta mitad de la espalda, su piel cremosa y suave, los labios finos pero un tanto carnosos siempre con un ligero tono rosado, las mejillas con su típico color rojo, aquel olor agridulce que le cala hasta el alma y su cuerpo…su cuerpo –suspiro mental de Jake- es como su perdición, es demasiado perfecto, si existiera la mujer perfecta… Jacob no dudaría en decir el nombre de ella: Rennesme Masen.

Ambos estaban muy enfocados en sus pensamientos, pero eso no quitaba que en el exterior hicieran un desastre en aquel estrecho lugar. Jake alzo ligeramente entre sus brazos a Nessie, para así tener más fácil acceso a su cuello y sus tan jodidamente perfectos senos. Ren hizo más fácil el trabajo pasando sus piernas en torno a la cintura del chico, sin dejar de recorrer cada abdominal y musculo de Jake. Una ola de calor los embargo y sus cuerpo comenzaron a sudar ligeramente. Ella quería sentir ese fuckin cuerpo como era debido, así que tomo el borde de la camisa y la subió para quitársela, el ayudo subiendo los brazos, para que ella pudiera continuar con el trabajo de palpar y memorizar cada parte de su torso, brazos y por supuesto la jugosa espalda.

Claro el nunca perdió su ritmo, luego de dejar los labios de ella, beso cada centímetro de su cuello, mordiendo, lamiendo, probando, saboreando… Nessie sabia deliciosa era un dulce con un toque de salado al final. Deliciosa. Bajo hasta los pequeños pero firmes senos de Ren, los cuales al apenas sentir el aliento de Jake golpetear contra los pezones estos se pusieron erectos, el chico repitió el mismo proceso que paso el cuello. No podía dejar de probarla, era adictivo su sabor, a demás que hasta eso era perfecto. Ren no paraba de gemir ante aquello, lo hacia tan bien y no quería que parara, su lengua era el paraíso.

Jake descendió el camino de sus manos hasta las pequeñas bragas de la chica, las cuales sufrieron el mismo daño del vestido… por algún lado quedaron regados sus restos. Ambos rieron ante aquello, por lo menos las prendas principales no estaban echas girones… aunque tendrían que pagar el pobre vestido azul. Nessie quiso estar a la par, con manos decididas desabrocho el botón de los jeans y de un tirón saco estos con todo y bóxers. La mandíbula de Nessie casi cae al suelo, no era noticia que ella no fuera virgen, si lo había echo un par de veces, pero es que aquel pene que tenia ante sus ojos… ha sido el mas grande que había visto en toda su vida, enserio. No se detuvo al relamerse los labios, esa imagen iba a quedar.

Jake decidió que haría sufrir un poco mas a la chica, una de sus manos siguió descendiendo hasta la parte mas intima de la chica, toco su botón y lo acaricio un par de veces, los gemidos de Nessie cada minuto eran mas fuertes, así que decidió callarlos con sus labios, la volvió a besar, pero esta vez de una manera mas pausada, mas dulce. Pero casi hizo perder la cordura de la chica cuando el metió dos dedos sin piedad dentro de ella, moviéndolos tan rápido como le era posible. Ren no cabía en toda su dicha, estaba que llegaba a su punto. Mordió con fuerza el labio inferior del chico, lo cual hizo aumentar el éxtasis del momento, aumentando la velocidad. Ella no aguanto mucho más y sin esperar tanto se vino con soltura, los espasmos la invadían y el deseo le nublaba la vista.

-Por favor Jake, te necesito.- esas fueron palabras suficientes para que el se posicionara en la entrada de ella.

Con lentitud el entro en ella, teniendo cuidado. Ren había estado en lo cierto su miembro era muy grande, por lo tanto tardo unos esfuerzos para entrar completo. Hasta le arranco unas cuantas lagrimas a ella, cuando el pene de este llego hasta lo mas profundo de la cavidad de la joven. Jake se sintió mal, por un segundo pensó que le había echo daño, hasta se detuvo y la miro con preocupación, pero al ver que ella le decía que continuara se calmo un poco.

Las embestidas primero eran lentas, pero fueron aumentando de ritmo mediante el tiempo. Las manos de ella estaban estables en la espalda del chico, mientras mordía el suculento hombro del moreno tratando por todos los medios de no gritar. Por tanto el seguía saboreando todo el cuerpo de la chica, pasaba de sus senos, subiendo por su cuello, hasta llegar a sus labios, los cuales devoro con fervencia.

Cada segundo ambos iban llegando mas al cielo, mientras cada embestida iba aumentada con fuerza. Seguían besándose y explorando el cuerpo de ambos, sentían que volaban en una nube. Era cuestión de segundos.

-Te amo.- susurro el contra los labios de la joven. Desconcertada Ren se separo ligeramente, para poder detallar mejor los ojos de Jake y lo que mas le sorprendió es que estos reflejaban sinceridad.

-Es enserio?- no sabia que mas decir. El solo asintió y con eso embistió hasta el fondo, también con la ayuda de ella empujo con toda sus fuerzas, haciendo que ambos llegaran al cielo y lo tocaran juntos. Ambos soltaron un ligero sonido.

Jake descanso su cabeza en el pecho de la chica, respirando con dificultad y con el corazón a mil. Nessie se dedico a apoyar su cabeza sobre los cabellos sedosos del chico los cuales acaricio con suavidad, al igual que el, su corazón galopaba a mil y su respiración eran jadeos.

Luego de un rato cuando ambos ya estaban mas estables, el la deposito ligeramente en el suelo y en ningún momento separo la mirada de los ojos chocolatosos de Nessie, tratando de grabárselos hasta lo ultimo en su memoria, pensar que alguien mas lo había echo lo llenaba de una ira vengatoria. Ren no podía dejar de sonreír, estaba entre el estado de shock y la felicidad.

-Yo también te amo.- susurro Rennesme, tocando suavemente la mejilla de Jake y dejando la palma descansando ahí. El cerró los ojos y se recostó de ella, aspiro con fuerza la fragancia de la chica y luego suspiro feliz.

-Es enserio?- imito la pregunta . Ambos rieron, lo cual ella sol contesto como respuesta asintiendo. El la tomo de la cintura en un arranque de emoción y la elevo en el aire, haciéndola girar, las risas inundaron el lugar. Ren si esta loca por el y no le da pena admitirlo. Sus labios se unieron en un tierno beso, que se fue prolongando pero sin perder aquel toque lleno de amor.

-Estoy tan feliz.- dijo con voz ronca Jacob.

-Igual que yo…pero tenemos que vestirnos en un momento a otro puede llegar Alice.- menciono decepcionada Rennesme. Ambos hicieron caso a la advertencia sin chistar, se separaron y recogieron sus ropas… por parte de Nessie lo que quedaba de ella.

Jake se vistió rápido y se quedo apreciándola, aun no le cabía en su mente, que acababa de acostarse con Nessie… su Nessie. La más perfecta y hermosa criatura que existiera sobre la faz de la tierra. Nessie se coloco su brasier y ya que sus bragas estaban echa tiras no pudo hacer nada al respecto, aunque le mostro los resto divertida al moreno. Ambos rieron. Se supone que Alice vendría a ver como le quedaba el vestido que había elegido para ella, así que se lo puso, aunque le pareciera que era el más feo sobre todo el mundo.

-Ren.- escucharon la voz de la pequeña gnomo y se apuraron. Escondieron los restos del vestido y las bragas, hicieron aun lado los vestidos reveladores de Nessie y se arreglaron mejor.

-Aquí en el probador Alice.- grito para que la aludida la oyera- Óyeme bien, has como si estuvieras dándome la opinión de mi vestido… o no? Se supone que eres gay.- susurro divertida, mirándolo. El solo rio.

-Me gusta como te queda, es muy hermoso y la ver… Ah! Hola Alice.- saludo Jake con total normalidad a la recién llegada. La cual los miro un tanto extrañada.

-Hola ¿Jake? ¿Qué haces tu acá?-las preguntas no se hicieron esperar, pero es que de verdad.

-Ah! Es que andaba por acá y vi a Nessie, la cual me pidió que le diera mi opinión sobre como le queda el vestido.- respondió con simpleza. Jake y Ness se miraron cómplices para luego sonreír.

-De acuerdo.- dijo Alice no muy segura- Bueno Ren la verdad es que te queda hermoso, como lo se tengo un excelente gusto… Creo que ya lo podemos pagar, te esperamos afuera.- miro a Jake y ambos salieron, no sin antes dedicarse una mirada repleta de afecto.

Rennesme se cambio rápido con su atuendo original, una falda de jean ajusta y un tanto corta, una camisa de tiras roja carmesí y unos taco aguja negros. Se acomodo un poco el cabello, se miro al espejo, observando el lugar donde hace tan solo unos minutos había estado en una forma muy intima con Jake…sus mejillas se encendieron. Tomo su cartera y salió sin mas del probador.

Pagaron el vestido y salieron del Centro Comercial en dirección del Porshe amarillo de Alice. Les costo un poco pero al final la convencieron, de que Jake llevaría a su casa a Ness y obvio Alice se llevo el vestido, no dejaría que esos dos lo dañaran o le hicieran algo.

-Jake oye me preguntaba…

-Si?

-Es que pronto se acerca mi graduación… y bueno tú sabes.

-Me encantaría ir contigo.

-Como lo…- no pudo terminar.

-Creo que es como obvio.- ambos rieron con ganas.

-Bueno es el 4 de Septiembre.- sonrió, mirándolo a los ojos.

-Perfecto, ese día será el mejor de todos ya lo veras.- susurro dulcemente el moreno, tomando la mano de la chica y besando los dedos con ligereza.

Caminaron hasta la moto de Jake, el se monto primero y la encendió, y luego ella. La cercanía de esa situación les encantaba. Ren paso sus brazos en torno al pecho del chico, sintiendo cada musculo y descanso la cabeza en su espalda. Dejándose envolver en los pensamientos de su graduación, seria el mejor día de todos, el 4 de septiembre seria un día que los dejaría marcados por el resto de su vida…algo como en un futuro dirán “Recuerdas el 4 de septiembre”. Suspiro. Como dijo el mejor. El simplemente se dejo envolver en su aroma favorito y se dispuso a conducir la moto. Paso un rato cuando algo le llego a Nessie.

-Jake. Creo que olvidamos algo importante.

-Que?-pregunto el alarmado, haciendo un inventario de todo, pero nada le venia a la mente.

-El vestido.

-Oh Joder! Cierto. Bueno espero que no recuerden quienes éramos.- comento divertido, riendo con aquel tono ronco.

-No lo creo, con todo ese ruido.

-Yo tampoco, pero fue tu culpa tu comenzaste toda la situación, provocándome con esos vestidos, que me gustaría volver a ver… ¿Podemos Repetir?-

-Idiota…Ya veremos.- Ambos rieron. Tal vez su relación no es la más normal, no llegaron a ser lo que son muy fácilmente y tampoco sean las personas más cuerdas del mundo. Pero eso no importa, mientras se tengan mutuamente, saben que serán feliz hasta la eternidad, no importa que o quien. Su amor es puro y sincero. Y nadie podrá acabar esta extraña relación, ni siquiera el celopata de Edward… o eso esperaban.

______________________________________________________
Buenas(:
como estan?
como siempre espero que bn
que les parecio??
este es mi primer fan-fic xD
adoro esta pareja *-*
siempree me ha encantado y me gusta leer las historias de las bloggeras
de estos personasjes :B
Bueno comenten quiero saber que opinan del OS
Bueno bye se me cuidan besos!

PD: COMENTENNNNNNNNNN (:

1 comentario:

Ella dijo...

me encanto!!!! that it's so SEXY
JAJAJA para hacer volar la imaginacion