domingo, 20 de junio de 2010

Regalo OS:El amigo de mi hermano


-Tu crees que sea cierto?- pregunte a mi hermano un poco asustada.

-Ah? Maria que tonterías dices, esas son mentiras puros chismes.-me aseguro Christian, ignorando las noticias que pasaban en la tv, mandando mensajes por su celular.

-Pero Christian, mira…- mi voz se quebró, de verdad me encontraba asustada.

-Las autoridades afirman que White Rose esta suelto de nuevo…tal vez el sea, el acecino mas peligroso de todos los tiempos… tiene un historial de mas de 400 asesinatos, entre la mayoría mujeres, de entre 15 a 20 años… no se sabe con exactitud el paradero de este hombre, pero las autoridades lo buscan sin control…Esperamos que pronto vuelva a su lugar…Estamos de nuevo contigo Jimmy…-Christian apago la tv.

-Deberías dejar de ver tantas noticias…envejecerás antes de tiempo.- rió al final ante su comentario.

-Y tu deberías de estar “durmiendo”.- agregue las comillas- No estabas castigado?- pregunte sin tomarle importancia, mientras me acomodaba mejor en el sofá.

-Bueno técnicamente debería pero…-hizo cara de perrito triste.

-Quieres que te cubra cierto?- suspire resignada.

-Por eso es que eres la mejor hermanita del mundo.- me abrazo feliz, yo solo alce la ceja.

-Si, si, si… pero procura llegar antes de las 7, recuerda que no sabemos si nuestros padres llegan hoy o mañana.-murmure cruzándome de brazos.

-No te preocupes lo tengo todo planeado.- sonrió macabramente, voltee los ojos.

-Bueno ya vete, ya luego me arrepentiré de esto.- me estire y lo mire de reojo.

-Me estas corriendo?- pregunto alzando las cejas.

-Si, ahora vete.- me tumbe de nuevo en el sofá, con la cabeza boca abajo.

-Jajaja.- rió todo el camino hasta la entrada-Cuídate hermanita no vaya ser, que te venga a matar White Rose.- siguió riendo muy animado.¡Mierda!, el miedo me volvió a invadir.

-Chris.- murmure atemorizada.

-Si mi dulce hermanita.-dijo divertido.

-Ya te vas…tan pronto?

-Claro que si…- sonrió complacido- No se te olviden cerrar todas las puertas con llave.- grito desde la entrada.

-Imbesil.- grite con todas mis fuerzas, tirando la almohada a la puerta, solo oí su risa divertida alejarse de la casa.

¡Perfecto!, estoy sola en mi casa, con un loco psicópata suelto en la calle, esto no podía ser un mejor cuadro y para mas, mi hermano me dejaba sola, a hacer quien sabe que, dios sabe donde, matare a Christian, lo haré… si es que salgo viva de esta noche.

Me levante aun temerosa del sofá y me dirigí a cerrar cada ventana y puerta de la casa, LO SE, infantil, pero de verdad moría del miedo. Temblaba como gelatina de pies a cabeza, patético.

Apague todas las luces y subí a mi habitación a paso lento, mirando a todas direcciones, tratando de hacer entender a mi mente, que no había nada y que el no iba a venir. Entre a mi habitación y cerré con llave tras de mi. Me comencé a desvestir una refrescante ducha eso es lo que necesitaba, al estar sin ninguna prenda, entre a la tina, sintiendo como cada músculo de mi cuerpo se iba relajando, definitivamente esto es justo lo que necesitaba, mis ojos fueron sintiéndose cada minutos mas pesados, hasta que se cerraron por completo.

Un estruendoso golpe se oyó fuera de mi habitación, me tense, mi mente solo gritaba una cosa, EL PSICOPATA.- se repetía insistentemente.

Me vestí colocándome solo un short y camisa de tirantes, fue lo único que conseguí lo más rápido, no podía salir sin nada, tenia que tener un arma, tome mi raqueta de tenis y la empuñe con mucha fuerza, preparada para lo que se avecinara, abrí la puerta con lentitud, me escondí tras de la pared y espere a un indicio de que alguien estuviera ahí… no oí nada, salí sin hacer ningún ruido, pero no halle nada, revise cada rincón de mi casa, pero nada… Tal vez me imagine el sonido, seguro tanta tv me está ya afectando mi loca mentecita.

Luego de colocar la raqueta en su puesto, cepillarme los dientes y peinar mí cabello, apague todas las luces y me acosté en mi cama, boca arriba, mire el techo nada anormal en él, el sueño me comenzó a invadir de nuevo, mis parpados fueron cayendo.

-Mmm…-sentí la presencia de alguien, pero la ignore, seguro me lo estoy imaginando.

Me acosté de medio lado y seguí tratando de conciliar el sueño, pero no podía. Ahora que hacía.

-María…-escuche el susurro de alguien cerca de mi oído, me tense al instante y comencé a tararear tratando de ignorar, esas estúpidas voces de mi mente. Lo estaba logrando el susto se me iba pasando. Al final no pude más y caí rendida ante la inconsciencia

Sentí como algo oprimía mis muñecas, pero no le di importancia, estaba más a gusto así, algo rozo mi pierna ligeramente, ahí fue cuando abrí los ojos de par en par. No se veía nada solo la abrazadora oscuridad, tampoco se oía nada solo el cantar de los búhos, todo estaba tranquilo, mas puntos a mi loca imaginación, después de esta noche necesitare a un psicólogo, intente mover mi brazo, pero no podía, algo me lo impedía al igual que mi otro brazo, ALGUIEN me habia amarrado.

-CHRISTIAN!-grite con todas mis fuerzas, moviéndome de un lado a otro tratando de liberarme.

-Shh!- me callo alguien.

-Mira estúpido cuento tres y me vas soltando…O TE JURO QUE MAS NUNCA VERAS LA LUZ DEL SOL.- seguía espetando con fuerza, este jueguito me estaba cansando- Uno…dos…

-Tres.- murmuro alguien seductoramente en mi oído…Carajo, esa no era la voz de mi hermano.

-Qui…en e…e…eres.- tartamudee temblando.

-jajaja.- rio con voz ronca.

-QUIEN ERES?- grite con temor.

-Cálmate dulzura, estoy completamente seguro, de que me conoces.

-Eres…whi…-no pude concluir, el solo hecho de que ese loco fuera el psicópata, me volvía loca, mis ojos se ensancharon.

-El mismo.- aseguro feliz.

-Que quieres de mi?- un sollozo se escapo de mis labios.

-Cálmate preciosa, no te ocurrirá nada malo.-su voz denotaba lujuria y seguridad.

Busque con mi mirada a el psicópata, encontrándome con un cuerpo sentado justo a mi lado, no se podían definir bien los rasgos de aquel sujeto, solo su piel pálida, su cabellera oscura, sus hombros anchos espalda fuerte y cuerpo fornido…Ciertamente sexy.

Se acerco a mí y comenzó a acariciar mi mejilla, yo en un intento vano trate de alejar mi rostro pero el al parecer conocía mis movimientos.

-No me toques.

-Eres una pequeña fierita…así me encantan.-su tono seguía irrefutable.

-Eres un enfermo aléjate.- comencé a removerme como loca.

-Vamos corazón…déjate llevar.- sentí como su aliento rozaba mi cara, cada segundo se acercaba mas a mi rostro, mientras cada segundo me dejaba llevar tanto como moría de miedo al mismo tiempo.

Sus labios se estamparon contra los míos, el trataba de besarme yo de alejarme, sus labios se movían desenfrenados los míos seguían quietos, dentro de mí, mi cuerpo y mi mente tenían una dura pelea, de quien ganaba, si el deseo o el temor. No pude aguantar más, sus labios se sentían realmente jugosos y ardientes contra los míos, haciéndome caer en su juego, ya no podía negarlo, habia caído en sus redes y de ellas no saldría con facilidad.

Moví mis labios al son de los suyos, convirtiendo ese beso, en el más sucio, húmedo y deseoso que haya tenido en toda mi vida. Sus manos divagaban por todo mi cuerpo, mientras sus labios bajaban por mi cuello. De mi boca solo salían continuos jadeos y gemidos, este tipo me traía completamente loca.

Sus manos viajaron hasta las mías, desamarrándolas con delicadeza, dejándome al fin libre, este era mi momento, de meterle una gran patada en la entrepierna y correr para poder llamar a la policía… pero mi cuerpo no respondía a esas acciones, solo se dedicaba a disfrutar de la situación.

Seguimos besándonos con locura y mucha pasión, el se situó sobre mi y siguió recorriendo mi cuerpo, haciendo que pequeños choques eléctricos se sintieran en cada zona que el tocara, yo me dedicaba a rozar su perfecto y bien formado torso.

Mi camisa desapareció al igual que la suya, la vergüenza no cavia acá, ya todo el deseo le ganaba a cualquier sentimiento, sus grandes manos comenzaron a masajear sin pena mis senos, haciendo que los gemidos por mi parte aumentaran, los cual callo con sus labios.

Algo que nunca supe, fue como mi short y su pantalón desaparición, solo caí en cuenta cuando, sentí su latente miembro rozando mi entrada, volviéndome loca. Se posiciono y con lentitud entro en mi, ambos gritamos de placer, yo por el gran monumento que tenia dentro de mí y el por lo estrecha que estaba.

Comenzó a dar pequeñas embestidas, que iban aumentando, convirtiéndose en fuertes y rápidas embestidas, movimientos y choques de cadera, más todo el placer, una suma perfecta.

-María…- murmuro de una forma tan llena de locura, que eso fue lo que me hizo llegar al punto, explotando con soltura, el me siguió.

Se giro, haciéndome quedar sobre él, deje caer mi cabeza en su escultural torso, ya no tenía fuerzas, habia sido la cosa más espectacular que me habia pasado en la vida. Quien se imagina que iba a tener sexo con un psicópata y que lo iba a disfrutar, en todas las formas que uno se imagine.

-Eso fue…-no encontraba la palabra.

-Si yo estoy igual…- murmuro risueño.

Quedamos callados por un largo rato, pero no un silencio incomodo sino uno en el que cada uno andaba sumido en sus pensamientos.

-María…

-Dime.

-Me creerás un loco, pero eso ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida.- contesto.

-Para mi igual.- me ruborice, GRACIAS A DIOS, estaba todo oscuro. El silencio volvió a reinar, pero yo fui la primera en romperlo- Oye…

-Qué pasa?-pregunto.

-Tal vez esta sea la pregunta más rara que te harán, luego de tener sexo.- rio divertido- Pero cuál es tu nombre?- pregunte avergonzada.

-Me llamo A…- una sirena de policía comenzó a retumbar por todo el lugar, las luces rojas y azules alumbraban toda la habitación- Mierda.-murmuro molesto.

-Que hacen ellos acá?

-No lo se debieron habernos oído.-comento aun divertido, a pesar de la situación.

-Que harás?- pregunte nerviosa.

-Debo irme.- aseguro con nostalgia.

-Pero volverás?- mis lagrimas amenazaban con desbordarse de mis ojos.

-Lo juro.- dijo solemne.

Se levanto y comenzó a buscar su ropa con locura, ahí fue cuando lo pude detallar mejor, alto, con una ancha y bien formada espalda, torso marcado, piel pálida, ojos azul marino, nariz perfilada, quijada fuerte, cabello liso cayendo en la frente oscuro, un dios en pocas palabras.

-Volveré.- me prometió, besando rápidamente mis labios y saliendo a la carrera de mi habitación.

Me tumbe de nuevo en la cama, me sentía extraña, no sabía qué hacer ni que pensar, ese hombre llega de la nada, sin conocernos y me ha hecho experimentar tantas emociones, y sentimientos, cosa que ninguno habia podido hacer, pero lo que más me frustra es que no se su nombre, NO LO SE, soy el colmo, acabo de tener sexo con un psicópata, aunque por más que quisiera que mi mente se creyera esa tontería, mi corazón me lo impedía, haciendo de una extraña manera amarlo. Comencé a llorar pero no de tristeza sino de rabia, hasta que volví a quedarme dormida.

-María…maría…MARIA.- oía como gritaban mi nombre tras de la puerta de… de él ¿Baño?...ya va como llegue hasta acá, no me habia quedado dormida en mi cama, pero entonces si estoy acá eso significa que todo fue un sueño…UN SUEÑO, no lo puedo creer fue todo tan real y vivido, de verdad creo que hasta pude oler su fragancia, pero Dios habia sido solo un sueño, uno muy real…

Hice una mueca de tristeza pero me levante de la tina, me habia quedado dormida dentro de ella, estaba arrugada como pasa, no le tome importancia, la nostalgia y tristeza me envergaban por dentro muy hondo. Mi hermano seguía golpeando la puerta, me vestí con lentitud y di un último suspiro antes de abrir la puerta.

-Que.- dije tangente.

-Nada, es que me preocupabas no se oía nada del otro lado y llevo horas acá.- aclaro nervioso.

-Bueno ya estoy bien…ahora si no te molesta, me gustaría que me dejaras sola, estoy algo cansada.- sentencie fría.

-Si bueno.- rodo los ojos- Antes de irme, te presentare un amigo, hoy se quedara a dormir.

-Aja.

-Entra hermano.- grito Christian.

Mi boca casi al suelo al ver al chico que habia entrado a mi cuarto, alto, musculoso de espalda ancha y hombros anchos, torso esculpido, vestido completamente de negro, piel pálida, nariz proporcionada, labios gruesos, cabello oscuro cayéndole en la frente ligeramente despeinado, ojos azul marino, ES EL.

Sus ojos se ensancharon al verme pero luego una sonrisa picara se trazo en sus labios.

-Mucho gusto Aaren.- murmuro tendiéndome su mano mientras alzaba una ceja.

-María.- respondí con una sonrisa.

-Bueno ya nos vamos para que descanses.- anuncio mi hermano, en ningún momento Aaren y yo apartamos nuestras miradas del uno del otro.

-Si claro.- murmuro el chico de los ojos azules- Oye hermano, me puedes decir dónde está el baño?- pregunto ensanchando su sonrisa.

-La segunda puerta a la derecha.- dijo Christian saliendo de mi habitación, al igual que Aaren.

Aaren entro y Christian bajo las escaleras con aire despreocupado, la cabeza me carcomía en la duda si debía ir o no, al final todo concluyo en un sí, cerré la puerta de mi habitación sonoramente para que Christian creyera que entre, camine a paso lento hasta al baño. Abrí lentamente y entre a él, estaba todo en completa penumbra, no lo veía por ningún lado, cuando me resigne e iba a salir, alguien me tomo de la cintura y me pego contra la pared. Beso mi cuello, acercándose lentamente a mis labios. Cuando llego a ellos me beso, con deseo y amor, yo se lo regrese al instante, su lengua ya estaba dentro de mi boca, jugando con la mía, batallando, sentí que mi vida se iba en ese beso, nos separamos al faltar el aire. El apoyo su frente de la mía y me miro.

-Hola dulzura.- su aliento choco en mi rostro haciéndome cosquillas.

-Hola.- mi respuesta fue un susurro.

-Te prometí que volvería.- aclaro volviendo a unir nuestros labios, en un armonioso beso, del cual estaba completamente segura que no sería el último, pero cuando sentí que su mano viajaba a mi muslo, sabía que esto sería el comienzo de algo que no tendría fin.

.........................................................................................................................................................................
Buenoo Mariita amoree
espero te gustee tu regalitoo (:
see que una parte se parece a lo que hiciste
pero espero te gustee ^^
sino dimeloo T_T
pero iguall
Aaren y Yo esperamos que la sigas pasando bn
que recibas muchas cosas y que todos tus deseos se hagan realidad
Esto va por parte de ambos :B
Tkmushisisisisisisisiisisisismooo <3
Te dejamos un coment en la entradaa (:
Buenoo y por otro tema...
YA YO MAÑANA O PASADO EXPLICARE MI AUSENCIA...
no se hasta cuando seaa pero luego les explicoo
Se me cuidan Bye Besos!

4 comentarios:

*Moshalutz* dijo...

O:
omg!!!!!!!!!!!!! vivis
me ha encantado este OS
estubo genial dios!!!!!!!! kiero aun supuesto ladron asi d wapo sexy awwww jajajajjajajajaja xD
weno nada espero los demas nos leemos cuidate byes

]*Mosha*[

Ana dijo...

me encanto esta genial por que no haceis unos capitulos mas es q esta genial y estaria mejor saver mas de la historia

Maria* dijo...

----Parte 1---
Viviaanaaa, amore, siento llegar con tanto retraso, pero ya estoy aquí jajaja.
- Ponte a temblar xD-
Primero tengo que hablarte sobre los comentarios en mi blog. Cuando lei el tuyo estaba super feliz, me emocione muchisismoo.
MUCHSISIISISMAAS GRACIAAAS POR TODAS ESAS HERMOSAS PALABRASS!!!
Enserio, eres un cielo=).
En medio de tanto caos, te acuerdas de mi. Che! que buena amiga que eres ;)
te quierooooooooo muchisisisimoooooooooo(aviso: el primer tqm de muxos jajajjaja)
La verdad mi cumpleaños fue perfecto gracias a que se completo con las sopresas del mundo blogger jejejeje.
Ahora empieza lo buenooo....
de repente, bajo un poco más el raton y leo:
*COMENTARIO ESCRITO POR AAREN*
Mariita amore miooo <3
con solo eso, mira...si me llegas a ver... me entro un ataque de risa.De esos que por mucho que quieras parar no puedes...pues de esos... Mi padre me vio y se me quedo mirando como diciendo: esta niña se ha vuelto loca. Estuve un rato con mi ataque de risa, tanto que al final mi padre me dijo: YA BASTA jajajjaa.
Osea, es que me emocione demasiado. A quien se le ocurriria tal cosa? Como no, a la ingeniosa Viviana jejeje.
Fue buenisimoo, una sorpresa increible. Me quede *O* shokeada.
Enserio, me encantooo.Lo ameeeeeeee.Super original.
Mi Aaren tan hermosooo como siempreeeeee♥. Si es que para que quiero un Edward o un Jacob teniendo a MI Aaren? Pufff ni punto de comparación =P.
Es que lo amoooooo tantooooooooo!♥♥
Es tan lindo, tan sexy, tan PERFECTOOOO.
y es tan MIIIOOOOOOOO jajajaja(posesiva al mil xD)
Momento cotilleo: Si, para mi sorpresa vino a mi cumple jaajja y con una rosa blanca...por dios! ¿no me digas que no es romantico?jajaja. Debajo de la piel de sicopata es una verdadera ternura jajajajjajaja.
Bueno y lo que paso después se queda entre él y yo ....*-*
~~Dejando ya de una vez esta locura pasional obsesiva, pasamos al siguiente punto~~

Maria* dijo...

---Parte 2---
Bueno ahora le toca el turno al Oneshoot!
Primero MUCHSIISISISISMAS GRACIAS POR ESTE REGALOOOOOO. ♥
No todos los días me hacen un regalo tan lindo^^.
Loooooo Ameeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!♥♥♥♥♥
Es increibleee, por mucho que hayas utilizado la idea, es totalmente tuyo. Y le has dado ese toque que tanto me gusta. Ya sbes que me encanta tu forma de escribir y esta vez no ha sido menos. Además el oneshoot es super original y super atrevido! SI ES QUE LO TIENE TODO *-* Más perfecto de lo que es no puede ser^^
El Chris de la historia es igualito al chris de la realidad jajajajaja.Muy bien expresado ;)
Te cuento mis sensaciones a modo de cuento ajajjaja.xD
La historia fue una bomba explosiva. Poquito a poco se va notando la tensión(¿sexual? jaja no, eso más adelante de momento solo piques entre hermanos xD) y te preguntas que pasara? Pues que el pesado del chris se va( toma, ya me quedo solita! jaja)Después el psicopata más sexy, malo malote, y tierno del mundo se te va aparecer por sorpresa, y te preguntas por que yo? y por que no?( Lo se, estamos hecho el uno para el otro*o*) ajjaja.En esos momentos ya estaba temblando jajaja.Y yo...¿que sera lo siguiente que habra escrito Vivi? Pues con mucho entusiasmo segui leyendo y tarataratarata....Sex night, baby! Oh yeah! y yo...imaginandooo! y cuando estaba disfrutando. POM! Alerta: SUEÑO.
¿por quéeee?U_U
Pero noo, me engañaste, Mi Aaren vuelveee a miii (como no! jajaja)
Dios, el final fue buenisimooooooo!
Osea, adore como acabo la historiaaaaaaaaaa!
Es que no me imagino otro final jajajajaja.
Enserio amore, de lo mejorcito!
Ya se que muchas, cuando vayan viendo más a Aaren se van a enamorar de él (por que lo se...Aaren tiene un algo que cualquier otro no lo tiene y eso atrae demasiado)pero es Miioo ¬_¬ jajajajajaja
Bueno cariño mioooo, espero que hayas podido soportar estos comentarios tan locos ajjaaaj. Lo siento, pro es que no pude hacer nada para volveros un poco más normales. La vacaciones que me afectan demasiado xD
pd: Te quieroooooooooooo muchsiisisisismooooooooooooooooooooooooooooooooo
pd2: Millones de gracias otra vez! Eres maravillosaaaaa!
pd3: A ver si hablams prontito, que cada dia nos distaciamos más^^
Muaks! Cuidate muxo!
Hasta pronto!
♥María♥