lunes, 9 de abril de 2012

La princesa de las Rosas

Prologo.



Sus manos golpearon con fuerza el cristal, solo un golpe mas y caería en millones de pedazos. En ese momento se detuvo, no tenia caso destruir aquel objeto tan hermoso y lleno de historia, proveniente de su familia materna. Era mejor simplemente dejarlo ahí y no llamar la atención de los sirvientes de la mansión.

Voltio un segundo y se miro al espejo. Su piel era tan clara y suave como la seda, o ese era el recuerdo que quedaba. Porque solo se veía, cientos de heridas en torno a todo el cuerpo. Rasguños, mordidas, cortadas y uno que otro moretón. Asquerosa, se sentía asquerosa. Sucia, esa era la palabra indicada.

Llevo sus maltratadas uñas a su antebrazo y como desquiciada enterróen el, para luego jalonear. Abriendo heridas llenas de mas sangre. Un gemido salió de sus labios.

¡No! Eso no podía ser así, ella no podía sentir dolor, es mas no merecía sentir algo. ¿Por qué sentir? Cuando las verdaderas personas, que merecieran estar vivas en este momento partieron de una manera muy cruel. Así, no deberían ser las cosas.

Maldito y desgraciado destino.

Siguió con su acto, hasta llegar a la parte superior del brazo. Dolor, ya jamás sentirá eso. Ni una simple caricia, ni un simple susurro… todo eso quedaría atrás. Seria dura como una piedra y nada la podría dañar. Nada.

Dejo sus brazos y se quito el pelo del rostro, que le impedía ver, llenándolo mas de sangre. Aquella melena dorada, había perdido su color original… ahora solo desprendía matices carmesís. Acompañando todas las tonalidades de su cuerpo.

Su desnudo cuerpo callo al suelo. Agotada. Días sin dormir y comer, ni tomar agua. Así que solo miro el techo, casi inalcanzable desde aquella posición. Tan lejano, como ellos. Las personas mas importante de su vida. Las únicas.

*Flashback*

-Y vivieron felices por siempre…- susurro la mujer de ojos castaños, con una sonrisa tan dulce y maternal, que te sentías acogida por ella.

-Mama ¿Crees que algún día, halle a mi príncipe?- la chiquilla que pronto cumpliría los catorce, pregunto somnolienta.

-Puede ser.- aseguro algo pensativa, sin quitar la sonrisa de su rostro.

-¿Cómo fue que conociste a papa?- la chica siempre tuvo aquella duda, no es que dudara del amor de sus padre, pero la interrogativa siempre la acompaño.

-Bueno, a tu padre… lo conocí en una fiesta y la verdad es que no lo soporte. Era muy arrogante y creía que sus chistes eran muy graciosos. Pero, mis padres me casaron por conveniencia y el resulto ser mi prometido. No podía creerlo, sentía que quería morirme… pero poco a poco lo fui conociendo, y caí tontamente enamorada. Nos casamos y te tuvimos a ti. Ahora no podríamos ser mas felices, tenemos todo lo que hemos deseado y hasta mejor. Y tu eres seguro la mejor bendición.- la madre de la rubia, toco tiernamente la punta de su nariz y luego beso su frente. A su pequeño tesoro.

-Mami, espero que algún día yo consiga mi príncipe y sea tan felices como tu y papa.- hablo solemne, para luego cerrar lentamente sus ojitos.

-Se que así será. Te quiero- fue lo ultimo que escucho de su mama. Tal vez para siempre.

*Fin del Flashback*

Un grito ahogado salió de sus labios y luego se retorció de nuevo. El dolor en su pecho era insoportable. Iba a morir, no de las heridas sino del hoyo… que se supone que era su corazón.

Como pudo se arrastro por la habitación, llegando a una esquina de esta y como pudo se abrazo a sus rodillas. Tratando de cerrar, el insoportable agujero. Iba a volver a gritar, pero se controlo… arañando el suelo de madera y ocasionando un ruido algo tétrico. Pronto vendría su muerte.

-Gusto en conocerte.- escucho la voz de un hombre. Ahí fue cuando toda su vida cambio.


Espero que les haya gustado. Lo vine colgando hasta ahorita, porque tuve un montón de cosas hoy. A demás que me puse a hacer, trabajos de uni con una amiga. Si esta raro, luego lo corregiré. Mañana les traeré las fotos de los personajes. Jujujuju. Okey, ando idiota porque solo he dormido como cinco horas y media así que me largo. Diganme que les pareció por fis. Las quiero. Nos vemos mañana. Chaii :3

2 comentarios:

Angel dijo...

Wao0o0o0o me ha encantado, enserio si este es el prologo me muero de ganas por leer esta historia, enserio esta GENIAL!!!! Espero con ansias los capítulos :B

Besos♥

Michelle Delgado dijo...

me gustooooooooooo
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
esta super interesanteeeeeeeee :D
me dan ganas de seguir leyendo mas!!