lunes, 11 de julio de 2011

Nothing's ever Perfect


Capitulo 6: Katzorra

-¿Estas inquiriendo sustancias desconocidas?- pregunto el ojiazul mirándolo con incredulidad.

-No.- respondió risueño el otro joven.


-¿Estas ebrio?- siguió presionando casi a gritos.

-No.- las risotadas del ojigris eran tan fuertes que hasta los del otro lado del instituto las habían escuchado.

-Entonces… ¿Te volviste loco? ¿Qué pasa por tu mente? ¡NO PUEDES HACER ESO! Te expulsaran Cook y luego terminaras yendo a prisión, luego serás un pobre vagabundo que recorrerá las calles en busca de algo con que vivir y luego morirás sin nada… y solo.- JJ caminaba de manera frenética y sin pausa en circulas, casi abriendo un agujero en el suelo.

-Cálmate amigo… será divertido…- aclaro sin apartar su sonrisa. ¿Cook nunca deja de sonreír?

-¿Calmarme? ¡¿Qué me calme?! ¡Quieres que me calme cuando lo que quieres hacer, es romper las reglas del instituto! ¡¿TE HAS VUELTO LOCO?!- grito ya fuera de sus cabales. Pedirle a JJ calma en una situación como esa, no fue la idea más inteligente de James. Nunca, repito NUNCA, con cada una de sus letras, se le puede pedir a Jonah Jeremiah romper algún tipo de regla, enloquecería y podría ponerse un poco brusco. Solo un poco… que Cook tenga suerte.

-JJ tranquilo…- como siempre en ese tipo de situación, Freddie al rescate. El moreno tomo al ojiazul por los hombros, removiéndolo, intentando traerlo a la realidad.

-Lo…lo… lo lamento.- susurro, las pupilas del chico se contrajeron de una manera que el azul anegaba en todos sus ojos. Agito la cabeza y de nuevo sus ojos tomaron el aspecto natural. JJ no podía darse el lujo de descontrolarse… no, si quería parecer normal.

-No hay problema colega.- murmuro Freds dándole una palmadita en la espalda, para que el chico luego se sentara en el suelo, sosteniendo su espalda con una pared.

-Como decía, tengo que hacer todo esto y…

-Cook ¿Qué planeas con esto?- Freddie llevaba reprendiéndolo desde que supo de la lista. ¿Cook no seria tan idiota para hacerlo? ¡Ha! Para que preguntar es James Cook, esa respuesta es más que obvia.

-Pues porque más haría esto…- abrió los ojos, tratando de demostrarles que era eso.

-Una chica.- concluyo JJ poniendo sus ojos en blanco.

-Eres un genio.- lo alago el ojigris agitando la lista.

-Cook, de verdad… ¿arriesgaras lo poco que te queda, por una chica?- el moreno negó frustrado, a veces de verdad que podía ser terco su amigo.

-Entiéndelo Freddie, no es una chica… es LA chica.- remarco las palabras como si hablara de algo inalcanzable y rebosado de perfección.

-Y… ¿Quién es esta chica, TAN impresionante que te tiene así de… tú al cuadrado?- el chico de ojos castaños se mofo.

-Bastante gracioso Frederick, pero no enserio… cuando la tenga rendida a mis pies se los diré… por ahora será secreto.- esa sonrisa que tanto odiaba el moreno apareció… petulante.

-Como quieras.- se encogió de hombros.

-Ahora JJ ten…- le aventó un aparato, el cual el ojiazul tomo al acto… su celular.

-¿Qué voy a hacer con esto?- su seño se frunció de una manera un tanto infantil. JJ siempre conservaba ese aire de niño pequeño, el cual hacia verlo muy tierno. El tierno entre, el puto alcohólico delincuente juvenil y el excéntrico drogadicto. Nadie sabe cómo Jonah termino ahí. Pero que se puede pedir, la amistad es algo extraña y muy bipolar.

-Quiero que me grabes.- comento como si fuera obvio.

-¿Para?

-Ella pidió pruebas, pruebas tendrá…

-Eres un enfermo Cook…

-Bésame el culo Mclair, ahora JJ filma.- ordeno, mientras sacaba un cigarro de su bolsillo trasero y lo encendía. El juego comenzó.

-Necesito que me expliques, que hace esa zorra maldita acá…- Effy apretó tanto los puños que estos se tornaron morados y cerro tan fuerte los dientes que hasta un eco resonó.

-Según y que odiaba el clima, ¡Ah! y los chicos no eran atractivos.- la mirada de la pelirroja se oscureció y por un segundo se tornó del mismo color de su cabellera.

-Ingrata malagradecida… ni que me cante misa le creo eso.- la ojiazul bufo con odio. Puro y sincero odio.

-Créeme, cuando la vi entrar por la puerta doble de mi casa, desee tener un cuchillo a la mano, para tirárselo a esa asquerosa frente que tiene…- Ems, comparte el mismo rencor, no tan puro pero si fuerte y consolidado.

-¿No fue suficiente con todo lo que hizo?- alzo la vos dos octavas.

-Al parecer quiere terminar su fechoría…- volteo los ojos y bufo.

-Como la odio… puta asquerosa.- el puño de Eff golpeo fuerte contra la mesa- Yo no sé, pero si esa zorra sin ovarios se llega a meter en mi camino… la liquido.

-Hazlo, yo con gusto enterrare el cadáver por ti… sin problema.- su amiga se encogió de hombros y sonrió macabramente.

-¡Oh dios santo! El destino me odia…- refunfuño la castaña golpeando su cabeza contra la mesa.

-¿Qué?

-Ahí viene…- susurro por lo bajo, para luego levantar su cabeza con orgullo y recobrando su careta.

-Hola chicas…- canturreo la recién llegada con ese humor tan plástico, propio nada mas de ella.

-Katie...- Effy la miro de una forma que cualquiera se le hubiese helado la sangre.

-¿Qué se te ofrece?- Emily alzo una ceja con desprecio.

-Nada, que ya no puedo saludar a mi hermanita y a sus encantadoras amigas… perdón amiga, lo recuerdo una se murió y la gente las odian.- aquello fue como una bomba atómica, en menos de un segundo Effy, se habia levantado y tenía a la Katzorra contra la pared, en una postura sumamente amenazadora. Cualquiera diría que Eff trataba de comerse a una insípida y poco apetecible pelirroja.

-Escúchame bien, remedo de Barbie con pelo quemado… si vuelves a mencionar solo una vez más a nuestra amiga… lo lamentaras, tanto que me da pena ser tu… no te busques más problemas Katie.- la chica hablo entre dientes. Sus ojos irradiaban odio y sus expresiones daban terror.

-¿O sino qué?

-Veras de verdad lo que es el sufrimiento y esta vez no tendré piedad, la vez pasada lo tuve… porque aun te tenia aprecio. Pero ahora un paso en falso, en mi territorio y soy capaz de matarte Katie Fitch…- la señalo con el dedo y se giró sin mirar atrás. Caminando como si aquello fuera un estorbo en su vida… bueno, lo es.

-No te tengo miedo Stonem.- siguió tirando más leña al fuego.

-Deberías.- fue lo último que dijo.

Katie Fitch, la hermana gemela de Emily y una completa y desgraciada malnacida. Una chica egocéntrica y muy caprichosa. La última vez que habia pasado algo así, Katie termino de camino a Bélgica y con un brazo roto. Aquella chica habia ocasionada muchos problemas en el pasado, más de los que debería. Hizo mucho daño, casi ocasiono una ruptura en la amistad de las tres chicas y por poco manda a Effy al hospital. Siempre habia sido una envidiosa y todas la odiaban. Nadie habia olvidado, que ella habia origino el incendio en la casa de Pandora y por su culpa Thomas habia regresado al Congo. En conclusión, Katherine Fitch es y siempre ha sido, una malcriada desnaturalizada egoísta que merecía todo lo que intentaba Effy y hasta más.

-¿Effy estas bien?- Freds se habia alejado de sus amigos y de esas idioteces que intentaba Cook. No quería ser parte de eso.

-Si.- respondió guturalmente.

-¿Segura?- pero la chica parecía estar en otro lado, su aura irradiaba ira. Entonces el chico de ojos castaños, tuvo que hacer el mismo acto de calmar a fieras por segunda vez. Tomo a la joven por los hombros, agitándola, no con tanta brusquedad pero si con la misma intención.

-Si Freddie.- su tono fue frio, ella no miraba a algo en específico, sus ojos se paseaban por todo el pasillo- Hablamos después.- con eso siguió su camino. Él la miro sin entender… ¿Qué le pasa a todo el mundo hoy? ¿Qué coño tomaron que no comparten? Algo raro anda pasando… o todos enloquecieron.

-Déjala… no es un buen momento.- escucho un susurro cerca de su espalda. Giro encontrándose con una pequeña pelirroja, Emily.

-¿Ahora que paso?

-Katie…- respondió con una mueca de desagrado.


-Mierda, otra pelea… bueno ya hablare con ella en la casa.- negó, girando los ojos, hoy todos se confabularon para hacer cosas para sacar estribos- Y tu Emily ¿Cómo estás?

-Bueno, no tan mal como Eff pero sigo queriendo meter su cara en un procesador de alimentos.- sonrió angelicalmente. Típico encanto Fitch, heredado por su madre.

-No te preocupes, es una sensación común… aunque ya escuchare los alaridos de Eff en la noche. Mejor te dejo hacer tus cosas, nos vemos luego.- se despidió depositando un beso en la mejilla de la chica y sentándose en el suelo de nuevo, colocándose sus audífonos y largándose al planeta MUSIC, población uno.

La chica tenía la mirada perdida en un punto infinito, dejando que su lado maquiavélico y siniestro brotara para confabular contra Katzorra. Tenía buenas ideas, pero ninguna excelente. ¿Qué podría hacer, para que se retuerza en su miseria? Joder con la escases de inspiración.

Algo irrumpió en su campo de visión, haciendo que volviera a la realidad.

-¿Qué rayos?

No supo exactamente que era, hasta que miro en su regazo y observo perfectamente doblada una de papel, sobre la mesa un teléfono. Lo tomo entre sus manos y toco la primera tecla. Un video estaba en la pantalla, oprimió el botón de play.

-Bueno nena, aquí voy.-Cook sonreía abiertamente mientras fumaba un cigarrillo y con la otra mano sostenía una botella de vodka, la cual se llevó a la boca luego de soltar el humo. De un movimiento hecho un poco de líquido dentro de un casillero y luego con un serillo prendido, hizo que las llamas abrazadoras ardieran con fuerza, tomo una revista porno la cual ojeo con tranquilada, la cual tiro a las llamas. Y por último olfateo profundamente una barra de pega, que como el resto termino en el fuego potente. El ojigris cerro el casillero y sin importarle nada, camino un par de pasos, hizo una reverencia- Estas son tus pruebas preciosas.- con aquello la pantalla del teléfono se volvió negra.

-Solo me faltan las drogas.- alguien murmuro cerca de su oreja. Una sonrisa maligna adorno el rostro de Effy.

-Creo que te puedo ayudar con ello.- la chica tomo de su bolsillo una cajetilla metálica, de la cual extrajo el canuto de hierba. Se lo coloco en los labios y se giró enfrentando a Cook.

-Perfecto.- dijo el, encendiendo la pipa de la chica y luego aspirando la neblina que broto de los finos labios de la joven. Cook la exhalo y la miro con deseo. Y bueno si eso era todo lo que faltaba, ya habia abusado de uno de los profesores, haciendo que casi lo expulsaran… solo quedaba, el sexo. Effy paso su dedo por el pecho del joven y con eso se dio a entender todo, tenía el pase libre.


Aquí el siguiente capitulo. Si, odio con mi alma a Katie desde que vi la serie... siempre me pareció una maldita y esperaba que en un capitulo le pasara un camión por enzima. Pero bueno, ando cumpliendo con el calendario de los días... tratare de estar un tiempo así. Repito, no prometo nada. En fin eso es todo, me largo a leer. Las quiero demasiado pero en exceso se me cuidan y chaii :3

1 comentario:

Annie dijo...

o!
o!!!!!!!
Katie
bueno si tu la detestas yo tambien la detesto
por que se le nota lo !##"$°" que es asii q bueno
sube pronto :)