miércoles, 30 de marzo de 2011

Nothing's ever Perfect


Prologo

POV ELIZABETH 

Las lagrimas caían con insistencia entorno a mi rostro, no trate de detenerlas… no lo iba a logar, solo ocasionaría que salieran mas y mas. Tal vez en algún momento se detendrían pero no ahora, no en este instante, no cuando tengo ante mis ojos esta desgarradora imagen. No quería seguir mirándola pero no podía apartar mi mirada, sentía como si algo me tomara el rostro y me obligara a verle… todo mi interior se apagaba lentamente, desde mi corazón, hasta mi cerebro y fuerzas para seguir. ¿Para qué? Si al fin y al cabo la única cosa por la cual seguía viviendo… ya no respiraba.

Bese su mano y recosté mi cabeza en la cama donde ella se encontraba. Mis lagrimas no paraban, impidiéndome ver las cosas con claridad, su rostro parecía un viejo recuerdo de sus grandes sonrisas y ojos luminosos. No era ella, ya más nunca será ella… porque se fue y mas nunca volverá. Todo por la culpa de ese imbécil. De ese degenerado que iba a alta velocidad. Si supiera quien fuera, si tan solo hubiese visto su rostro… no estuviera acá llorando, estaría dándole caza a ese maldito. Es lo que más deseo ahora, su muerte… dolorosa y lenta.

No supe cuanto tiempo en realidad paso, tal vez segundos, minutos, horas o tal vez días. No lo sé, solo fui consiente como una mano se posiciono en mi hombro y me ayudaba a levantarme del suelo, ya que me encontraba arrodillada justo al lado de la camilla… donde yacía el cuerpo inerte y completamente pálido de mi mejor amiga.

-Cariño… lo lamento de verdad. Pero es hora de desconectarla.- intento consolarme una voz masculina. La reconocí instantáneamente… la del Doctor Mclair. El hombre que habia hecho todo lo posible para mantener con vida a mi mejor amiga, fallo lo sé pero no lo culpo de ello no habia mucho que hacer.

-¿Ahora?- mis piernas flaquearon y me sentí desfallecer. Espere que el golpe llegara pero en cambio solo sentí como unos brazos me tomaron de la cintura sosteniéndome firmemente.

-Gracias Freddie.- dijo el hombre de bata blanca que intentaba  aun traerme a la realidad. Freddie se encontraba a mi lado, aun sosteniéndome y mirándome con intensidad. El es un chico que lleva desde que tengo memoria, estudiando en mi clase. Pero nunca nos hemos hablado con mucha seriedad solo unos cuantos monosílabos. Gire mi rostro no tenía ganas de ver a nadie. Intente soltarme de su agarre lo cual él me permitió, pero cuando noto que seguía sin poder mantenerme en pie me tomo de nuevo esta vez más decidido, no proteste.

-Sí, lo siento mucho de verdad. ¿Quieres unos minutos para despedirte?- me pregunto el Doctor con una sonrisa triste. Yo asentí débilmente- Hijo salgamos, démosle privacidad.- esta vez se dirigió a Freddie.

-Pero…- intento protestar pero su papa lo detuvo.

-Nada de peros.- concluyo sacando al chico de la habitación. Cuando al fin la puerta se cerró a mi espalda pude acercarme a ella y dejar que toda mi alma saliera en esos minutos.

-Lo lamento Pandora, lo lamento de verdad… nunca debí dejarte salir esa tarde de la casa. Sabía que algo mal pasaría, lo presentía… pero de igual forma no te puse objeción. Perdóname, no sé cuantas veces debo decírtelo. Te prometo… NO, te juro algo. Encontrare a ese degenerado, lo hare así sea lo último que haga y cobrare tu muerte… lo matare y lo hare sufrir hasta que no pueda mas. No importa que pase cumpliré esta promesa amiga. Siempre fuiste lo más importante en mi vida, la única que me apoyo. Te amo muchísimo y sé que lo más difícil que puede hacer en esta vida es despedirme… ni siquiera sé cómo hacerlo. Lo lamento.- mis ojos estaban tan anegados que si quiera lograba definir a mi amiga, acaricie su cabello rubio y le di un tierno beso en la coronilla. Ya no podía estar más ahí, sino cometería alguna locura. Gire rápidamente y a zancadas largas me acerque a la puerta, antes de salir le di una última mirada y un “Te amo amiga”. Camine… prácticamente corrí, me quería ir.

-Effy…- logre escuchar un grito a mi espalda. No me detuve. Corrí mas rápido y sin mirar atrás salí del hospital, en dirección a algún lugar… no se con exactitud, solo uno que estuviera muy lejos de ese.

Corrí por las calles sin importar si la gente me miraba o se quejaba si la empujaba, todo podía joderse ahora mismo. Corrí como nunca lo habia echo sentí como mi adrenalina se disparo y todo lo demás se volvió borroso. Una rama de árbol hizo que me tropezara haciéndome caer en el pasto, no habia nadie solo yo y el murmullo de los animales. No pude más y simplemente me deje caer en un profundo mar de lágrimas.

El tiempo transcurrió demasiado aprisa… bueno para mí. No supe exactamente cuánto estuve ahí tirada muriendo lentamente, pero de un segundo a otro sentí como el suelo se desvaneció bajo mi y instintivamente abrí los ojos exaltada, encontrándome con unos ojos perfectamente cafés que me miraban con dolor. No los reconocí, jamás en mi vida los habia visto. Pero pude sentir como esa persona me envolvía en sus fuertes brazos apretándome contra su fuerte pecho.

-Tranquila… todo estará bien.- susurro en mi odio un hombre. Reconocí la voz.

-Freddie… ¿Qué…que haces acá?- pregunte con voz estrangulada, separándome de él para poder mirarle.

-No es obvio… Ayudarte.- respondió con una brillante sonrisa, la cual me cohibió un poco.

-Ni siquiera me conoces…

-Lo sé, pero algo dentro de mi grita con fuerza que no debo dejarte sola.- acaricio mi mejilla dulcemente y volvió a abrazarme.

-Pero…

-No te preocupes nada malo pasara…- me siguió consolando de manera arrulladora. No sé cómo pero eso me hizo sentir segura y protegida. Tal vez porque no tenía a nadie en el mundo o simplemente porque de verdad quería su ayuda. No lo sé. Pero por ahora solo me dejare llevar.

Cumpliré tu promesa…- fue mi último pensamiento antes de caer en la inconsciencia.


Holii a todos y todas *-* bueno se que se preguntan ¿Que es esto? Psj verán es una nueva historia...SI OTRA. Pero es que de verdad un amigo me inspiro para hacerla y la quiero continuar, pero advierto esta historia se comenzara cuando acabe SECRETO ENTRE AMIGOS que no le queda mucho en realidad. Pero bueno espero les haya gustado este prologo y espero acabar con la otra historia para iniciar esta, que es sumamente hermosa y tiene mucho drama... Comenten si lo desean, pero me gustaría que lo hicieran solo para saber si sigo o no esta historia o simplemente le dan a los botoncitos de GENIAL xd de ahi abajito. Sin mas, me largo. Antes de que se me olvide esta historia va dedicada a KARINA que es una chica con la cual ahora realizo una historia y es una gran persona, también esta dedicada a CECII una gran amiga que no se que haría sin sus locas opiniones. Espero les guste chicas :* y gracias Antonio por la idea. OH OTRA COSA, tengo nueva portada de ROSA NEGRA, si quieren verla ahi esta a un lado en la columna de la derecha... fue un regalo por ser la ganadora de un concurso. En la proxima entrada les explicare mas de ella, por ahora vean la portada es HERMOSA *-* y no puedo dejar de ver a Peter <3.Sin mas me largo, chaii :3

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Awww amigaa ya sabes qe me amooo como escribes, aunqe hay veces qe no soi especifica en nada ._. jajaja lo see soi gente de pocas palabras :P, peroo en especial esta me hizo sentir triste! aunqe tus hicstorias siempre me hacen sentir asi :D por eso las amo, buenoo amo a Sophie y mas qe no le importe nada y qe aun asi le jure algo tan importante a Patrice :/ sigueela me muero por leer el primer cap! Te adoroo!!

Att: Cecii

K@%!N@ y Ch3l!t@ dijo...

Hay ya me emocione!!!! llore y todo, me encanta enserio que sii. Espero que estes bien Vivi, ya quiero que sigas con el primer cap,. jajajaja
Gracias por dedicarme el prologo, porque de vdd que me a facinado. Bueno, todas tus historias me facinan sinseramente jajaja nada espero que te ayas leido los tres cap de here Without You y espero tus ideas y opiniones pronto... Chaoooo

B.C. dijo...

Si alguien quiiere saber que va a pasar soy yo!!! Todo misterioso y lleno de emociones, me gusto mucho (:

Espero la continuación.

Gise dijo...

¡Hola! ¿como estás?.
Me has dejado super intrigada, y espero la continues, porque me ha encantado el prologo.
Bueno me despido, y te cuidas.
Adiós.