domingo, 25 de abril de 2010

Regalo OS: El mejor Cumple Años...Forever&Ever♥



El mejor Cumple Años...FOREVER&EVER♥

Me acomode un último rizo, retoque por última vez mis pestañas con rímel, me mire por última vez al espejo, quiero estar perfecta, para él, hoy estoy sumamente feliz, es mi cumple años y él como siempre tan tierno y caballeroso, me tiene una sorpresa por la ocasión, de verdad que este hombre me vuelve loca, no solo por su inimaginable belleza sino por sus profundos y sinceros sentimientos, a veces siento que soy muy poco para él y que merece algo mejor, pero él me tiene prohibido que lo piense, dice que más bien es al revés, que yo soy demasiado perfecta y el solo un simple chico, lo que es ridículo, es que nunca lo mereceré.

El timbre sonó, haciendo eco en todo el departamento, tome mis cosas, un pequeño bolso que contiene, mi móvil, mi maquillaje y mi ipod, tome una chaqueta negra, y por supuesto me mire de nuevo al espejo, pero el de cuerpo completo, mostrándome a una chica de estatura media, delgada, con un largo cabellera caoba que cae en cascada por la espalda, de ojos grandes de un color almendra, cara definida y perfilada, de tez bronceada, que llevaba una blusa color aguamarina ajustada con las mangas atrás del cuello dejando la espalda con escote, unos jeans pitillo negros y sandalias color agua marina de taco aguja, y unos cuantos accesorios negros. Perfecta.

Salí de mi habitación y me encamine a la entrada, al abrirla me encontré con mi novio con su siempre expresión de chico malo, la cual cambio al instante en que nuestras miradas se encontraron, ocasionando un destello en sus ojos azules cristal y formándose una gran sonrisa en su rostro, la cual correspondí con un leve rubor en mis mejillas. Hoy el se encontraba más que perfecto, con su cabello negro y liso ligeramente despeinado, una camisa de manga corta blanca la cual se ajustaba a su torso, una chaqueta de cuero resaltando su parte ruda, unos jeans rasgados y sus botas de motociclista. Sentí que en cualquier momento babearía por él, es que aun no me acostumbro a su deslumbrante belleza. Se acerco a mi acogiéndome en sus brazos, lo abrace por la cadera y un di mi cabeza en su pecho, aspirando su varonil fragancia, tomo mi barbilla y la subió hasta su nivel.

-Hola preciosa.- murmuro mirándome directamente a los ojos.

-Hola Peter.- susurre, sonriendo al final.

-Lista para tu sorpresa?- me pregunto emocionado.

-Por supuesto.- asegure.

-Bueno vamos.- dijo tomándome de la mano y sacándome de mi hogar- Pero antes.- no sé, creo que esas fueron sus palabras, no las pude oír bien, ya que en el momento que estampo sus labios contra los míos de una manera tan delicada, me hizo olvidarlo todo, sus labios y los míos, son como engranes de reloj, siempre calzan en el lugar adecuado, como unas fichas de rompe cabezas, están amoldados hechos el uno para el otro. Nos separamos ligeramente y nos miramos muy felices, beso mi mano y salimos del edificio.

Frente a este, se encontraba su tan querida moto, nos montamos, el de conductor y yo atrás, lo abrace con todas mis fuerzas y emprendimos marcha, a un lugar desconocido, bueno para mí.

Pasamos las grandes calles, que no estaban tan abarrotadas de gente como pensé, el manejo veloz y con presión, adoraba estar con él en estas ocasiones, sentir que el viento me daba en la cara y la adrenalina corría por mis venas, para mi es tan relajante y divertido.
Ya estábamos saliendo de la ciudad y lo que se veía a nuestro alrededor, es algo como un tipo de campo, lleno de flores y frondosos árboles, una vista hermosa, no paraba de mirar a todos lados, me encontraba fascinada, el noto mi actitud y se rio, lo abrace más fuerte, recargándome mi cabeza de su hombro.

-Me encanta… es hermoso.- asegure muy feliz.

-No te creas, solo estamos de paso, la mejor sorpresa, la veremos pronto.- me respondió con voz picara, me reí de su comentario y deposite un beso en su mejilla.

El camino se seguía extendiendo delante de nosotros, con la vista de los lados del campo y uno que otro carro que pasaba a nuestro lado, así estuvo todo durante 20 minutos. Hasta que de la nada el campo termino, dando la vista de una amplia y blanca playa, con un mar azul cielo que se extendía a lo largo del horizonte, este lugar es simplemente mágico.

Pero no nos detuvimos, el siguió hasta una zona de embarcaciones gigantescas, yates y botes de gran tamaño, el aparco y me ayudo a bajar, al estar de pie en tierra firme, me envolvió a envolver en sus brazos, elevándome a unos cuantos centímetros del suelo, reí como tonta y pase una pierna por cada lado de su cintura, sosteniéndome firmemente por el cuello y el por mi espalda baja.

-Pero Ey!- hizo una pausa- La sorpresa apenas empieza, todo comienza con eso.- expreso señalando, a un yate de inmenso tamaño, de un color blanco nieve, con una gran vela que le daba un toque caribeño.

-Dios mío.- casi grito, es que el tamaño es tan descomunal, que parece un sueño.

-Exagerada.- rio, yo lo mire fingiendo desconcierto y haciendo pucheritos, sonrió mas ampliamente y volvió a juntar sus labios con los míos, haciéndolo más profundo, el beso tubo que romperse, por culpa de la escases de aire, juntando nuestras frentes y dedicando miradas tiernas- Entremos.- espeto animado, bajándome, pero sin soltarme la mano, caminamos hasta aquel barco y lo abordamos, todo estaba decorado, con una mesa con mantel y preparada para una elegante cena, con dos sillas, y cientos de velas esparcidas en jarroncitos por todo el lugar, pétalos por doquier, una música calmada y romántica envolvía el ambiente, todo estaba hermoso, es mas no encontraba las palabras para decirle, cuento me fascinaba, gire hacia él y lo mire intensamente, cuando le iba a decir algo, el me callo poniendo un dedo suavemente sobre mis labios.

-Antes de que vayas a decir algo, quiero que te cambies, te compre un vestido especialmente para la ocasión, está dentro de tu camarote, anda ve te espero acá.- aclaro, mirándome risueño, no dije nada solo asentí y entre a donde me indico. Encontrándome una habitación mediana, con una cama matrimonial adornada con fundas blancas, una mesita de noche y tapizado de madera en las paredes, el suelo de una suave alfombra crema, el ambiente se sentía acogedor, pero me debía concentrar, si seguía así terminaría horas ahí.

Sobre la cama, estaba un hermoso vestido aguamarina, corto, que se amarraba tras el cuello, con un escote en V, el cual al terminar tenía una parte arrugada y el resto cae recto pero libremente, me lo puse, me quedaba bien, también para acompañar el vestido, unas sandalias de taco aguja dorados y unos accesorios dorados, me maquille ligeramente, acomode un poco mi cabello y salí.

Al salir, se podía ver como el sol se escondía entre el mar, destellando una variedad de colores naranjas y rojos, la vista indicada, seguí recorriendo el lugar con mi mirada, topándome con la de Peter, el cual también se habia cambiado, llevando una camisa manga larga negra de botones con los tres primeros sin abrochar, unos jeans oscuros y zapatos de negros, mientras decencia por su cuerpo me lo iba comiendo por la mirada, es inevitable, se acerco a mí y me hizo girar.

-Te vez hermosa.- aclaro, acercándose a mí y tomándome de la cintura- Y eso es quedarse cortos.- susurre en mi oído, un escalofrió recorrió todo mi cuerpo, pase mis brazos alrededor de su cuello y me acerque más.

-Tú no te quedas atrás.- confirme, mientras uníamos nuestros labios, un beso con sabor a amor y dicha, así se describiría, estuvimos un rato así, hasta que se separo ligeramente de mí y me sonrió.

-Quisiera acompañarme en esta fantástica velado, hermosa princesa?- pregunto mientras hacia una reverencia.

-Sería un honor.- respondí, tomando su mano.

Me condujo hasta la mesa, apartándome un poco la silla y luego acomodándola, se sentó en la otra y sonrió, tomamos nuestras manos sobre la mesa y nos quedamos un rato viendo a los ojos.

-Te he dicho que me encantan tus ojos.- menciono, acariciando mi mejilla.

-Gracias.- agradecí un tanto apenada, ruborizándome.

-No tienes que agradecerlo, más bien te doy gracias yo a ti.- me contradijo con voz aterciopelada.

-A que te refieres?- de verdad que me confundí.

-Por supuesto, pasar el día más importante del año para ti, como es tú cumple, conmigo, acompañándome en esta velada y solo tener tu presencia, ósea es algo que de verdad para mí es un sueño.-su tono estaba lleno de amor, sentí que unas lagrimas rodaron por mis mejillas las cuales el limpio al instante.

-Es que Peter, no de verdad, la que de verdad debería agradecer soy yo, es que es tan increíble todo lo que haces, es simplemente impresio…- me callo rozando sus labios con los míos.

-Te amo Geral.- me dijo dulcemente, besándome con intensidad y pasión, haciendo que ese se hiciera en el beso que nunca olvidaría por el resto de mi vida.

-Te Amo Peter.- le susurre sobre sus labios, el me entendió y no sé cómo lo logro pero profundizo mas el beso.

-Mi princesita quiere comer?- pregunto divertido, al escuchar mi estomago rugir, no habia comido desde la mañana y moría de hambre.

-Claro.- respondí.

-Bueno comamos.- dijo a un divertido.

Comimos y hablamos, durante un gran rato, horas, pero todo era único, la química entre él y yo, todo, sin igual y súper romántico. Cuando terminamos de comer, el se levanto me ayudo a mí a levantarme y me llevo a una zona, que la cubría una sabana con pétalos y velas a su alrededor. Nos tumbamos sobre aquella y miramos al cielo, el cual se encontraba completamente lleno de pequeños puntos plateados y una luna tres cuartos.

-Qué hermoso.- mencione en voz baja sin apartar mí vista del cielo estrellado.

-Créeme preciosa que no mas que tu.- aclaro atrayéndome a él, me recosté en su pecho y él se dispuso a acariciar mi cabello.

-Peter.- murmure.

-Dime.- dijo en tono bajo, no queríamos romper el momento.

-Nada, es que de verdad todavía no puedo creer todo esto.- me ruborice ante mi tonto comentario.

-Créeme que todo esto es real, y si yo pudiera bajarte las estrellas, la luna y todo el espacio sideral. Lo haría, tú eres demasiado importante para mí y sin ti mi estrellita, estaría perdida.- me aseguro susurro al oído.

-Eres un mentiroso.- reí como tonta mientras lo empujaba ligeramente.

-Lo digo en serio mi princesita, este es el comienzo de nuestro siempre y para siempre.- sus palabras estaban llenas de amor, acercándose a mí y besándome.

Y así, cerro esta dulce promesa, que no tendría un final.

El mejor Cumple Años del mundo… POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE.

.........................................................................................................................................................................

Espero te guste Geral (:
lo hice con mucho cariño ^^
se que te dije que era una imagen
pero SORPRESA este es tu regalito ^^
ojala lo disfrutes
y buennoo se que la pasaste grandioso en tu Party :B
ah! tambn sorry por haberlo subido tarde
pero es que el tiempo estos dias >_< pero Buenooo se me cuidaa TequieroMuchoo (: besos

1 comentario:

Gera !! dijo...

^^
Omg Vivi !!!
^^
todaviia no lo creoo !!
Mi vida q hermoxa graciias !!
de todo corazon ♥ graciass te qedo super divino XD
y no solo la pic sino tambn la historia.........me encanta !!
casi me haces llorar
n.n
te quiero Muxooo
♥♥♥
=D
Me encanto la Sorpresa !!
hahahaha